Casas trae los tres puntos a casa

 album_cad_uds_10.jpg
 Gastón Casas volvió a marcar. Ya lleva cuatro, los mismos que su compi Dani.

Un Cádiz con mucho oficio arranca una victoria en el Nou Estadi de Tarragona

Orden y contraataque. Los conceptos básicos de Antonio Calderón cuando su Cádiz juega lejos de Carranza están claros y parece que sus hombres comienzan a asimilarlos. Partiendo de que dejar la porteria a cero garantiza, cuanto menos, un punto y permite luchar por los otros tres. La regla que ya se aplicó en Albacete y en San Sebastián ha vuelto a funcionar al 100% en Tarragona.

Calderón alineó a los mismos que salieron de inicio ante el Celta con las salvedades obligadas de Rivas y Lobos que fueron sustituidos por Fleurquin y Parri, respectivamente.

La primera parte fue ciertamente soporífera. Un Nástic inoperante frente a un Cádiz muy bien ordenado pero con escasa ambición. Las ocasiones brillaron por su auencia. La más clara llegó para el Nástic en el lanzamiento de una falta que remató Mairata al larguero. La respuesta amarilla legó en una jugada por la banda de Parri a la que Dani no llego por muy poco. El trianero tuvo otra en una internada en el área que no supo concretar con un buen disparo.

El inicio de la segunda parte benefició a los catalanes que comenzaron fuerte el segundo ejercicio aunque sólo gozaron de dos ocasiones claras, ambas en botas de Miku que erró en ambas oportunidades en el disparo. El Cádiz superó la torrija del descanso y fue haciéndose con el tempo del encuentro. El Nástic manejaba el balón sin profundidad. La defensa amarilla no notó la sustitución de Abraham Paz por Ramón de Quintana y el Cádiz llegaba con contraataques peligrosísimos. En uno de ellos Enrique no supo habilitar a Parri que estaba completamente solo ante el guardameta Roberto. Tampoco fue capaz de concretar Nano en un pase de Dani que remató el gallego con la testa y muy poca convicción.

La entrada en el terreno de juego de Gustavo López le dio al Cádiz la serenidad que necesitaba para llegar con más peligro a la porteria de Roberto. El Nástic se diluía conforme el Cádiz iba creciendo. Para colmo de males para los catalanes Abel Buades frenó una interrnada de Enrique con una clarísima falta merecedora de su segunda tarjeta lo que le envió para los vestuarios. Ni siquiera la entrada del veteranísimo Antonio Pinilla pudo dar aire al equipo tarraconense.

Si el gol tenía que llegar para alguien sería para el Cádiz. Y así fue. Faltando cinco minutos Bezares robó un balón en la frontal del área cadista recorrió cincuenta metros y le dio el balón a Enrique. El extremeño caracoleó y lanzó un centro que fue repelido por la defensa tarraconense hasta las inmediaciones de Dani. El delantero del Cádiz golpeó en semifallo con la fortuna de que el esférico acabó en los pies de Gastón Casas que supo tener la calma y habilidad suficiente para hacer el gol de la victoria.

En los minutos que quedaban, el Cádiz supo aguantar el partido e incluso tuvo una gran oportunidad con un disparo de Gustavo López que despejó como pudo Roberto y casi acaba en las botas de Dani. También el Nástic tuvo la suyaen un disparo de Antonio Pinilla que salió fuera por poco. Pero no había tiempo para más. Los tres puntos viajaban de Tarraco a Gades y el Cádiz acaba el año en el centro de la tabla con 25 puntos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *