Álvaro García, cadista hasta el año 2020

cad_car_05.JPG 

Buenas noticias en el Cádiz CF. El Submarino Amarillo ha conseguido hacerse con los servicios de Álvaro García, que ya militó durante la pasada campaña en el equipo, en calidad de cedido por el Granada CF. El utrerano, pieza clave en la consecución del ascenso a Segunda División, recala en propiedad en el conjunto gaditano, después de haberse desvinculado de la entidad nazarí. Firma un contrato por las cuatro próximas temporadas: hasta el año 2020.

“Álvaro García seguirá vistiendo la camiseta del Cádiz Club de Fútbol. El futbolista sevillano ha conseguido desvincularse del Granada Club de Fútbol, club que lo cedió la pasada temporada, y firmará por el club cadista para las cuatro próximas temporadas”, indicó el club a través de un comunicado de prensa. El extremo se convierte en el quinto refuerzo del Submarino Amarillo de cara a la próxima campaña, tras Aitor García, Nico Hidalgo, Javier Carpio y Aridane. Un jugador que, como en el caso de Álvaro García, vuelve al club tras haberse desvinculado del Granada CF. En ambos casos, el Cádiz CF quiso “agradecer al Granada Club de Fútbol las facilidades puestas en las operaciones de Aridane y Álvaro García para que puedan cumplir su deseo de seguir en nuestro club”.

Después de haber debutado en Primera Andaluza con el Utrera en la temporada 2011-2012, Álvaro García recaló un año más tarde en el San Fernando CD. Con los isleños se produjo su debut en la categoría de bronce del fútbol español, en la vigésimo tercera jornada de competición ante el Betis “B”. Aquella temporada disputó 15 partidos, en los que acumuló 1068 minutos de juego, dejando detalles de mucha calidad. Ante el Atlético Sanluqueño, en la vigésimo novena jornada de campeonato, logró su primer gol en esta categoría.

Su buen hacer en el San Fernando CD propició que el Granada CF se fijara en él, para incorporarlo a su filial. Con los nazaríes, Álvaro García jugó 30 encuentros en la temporada 2013-2014, acumulando 1891 minutos de juego, en los que vio tres tarjetas amarillas y anotó seis goles. Sus víctimas fueron Cartagena, San Fernando CD, CádizCF , Lucena, Almería “B” y Córdoba “B”. Ante esto, acabó disputando cuatro encuentros con el primer equipo en la Liga BBVA, de la mano de Lucas Alcaraz. En la máxima categoría, Álvaro García debutó ante Osasuna, en la primera jornada. Tras jugar de suplente ante el Celta en la tercera jornada, fue titular contra el Betis en la quinta jornada de competición. Volvió a ser utilizado por Alcaraz ante Valencia, en la sexta jornada del campeonato liguero.

En el curso 2014-2015, se marchó cedido al Racing de Santander, que acababa de ascender a la categoría de plata del fútbol español. Pese al descenso de los cántabros a final de año, Álvaro García cuajó una buena campaña. Jugó 30 partidos en Segunda División, acumulando 1581 minutos de juego. Consiguió anotar tres goles: ante Osasuna, Mallorca y Albacete.

Una fórmula que el Granada CF repitió la pasada campaña, cediendo al utrerano al Cádiz CF. El jugador resultó determinante para la consecución del ascenso del Submarino Amarillo, erigiéndose como uno de los futbolistas más incisivos del equipo. Disputó, entre todas las competiciones, 44 encuentros oficiales, siendo titular en 25 ocasiones. En total, Álvaro García acumuló 2583 minutos de competición, viendo cuatro tarjetas amarillas y marcando 10 goles. Fue el segundo máximo realizador del equipo, siendo sus víctimas Cartagena, Melilla, San Roque de Lepe, Linares, Jaén, Marbella, La Hoya Lorca y Almería “B”; en el play-off, marcó en las visitas a Racing de Ferrol y Racing de Santander.

mancheta_bolsavirgenvalle.JPG

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *