Al 200% jugó el Cacereño

 cac_cad_01.png
 Bermudez, sumaba la cuarta expulsión del Cádiz a domicilio en cinco desplazamientos.

La ocasión la pintaban calva, y no por el terreno de juego. Si el fútbol decía Valdano que era un estado de ánimo, el de los de Monteagudo no podía ser mejor. Semana tranquila después de despacharse en tres zarpazos del líder Cartagena. Sin embargo, está claro que en este Cádiz de Monteagudo algo no carbura como es debido, con la colación final de que los amarillos se vienen de Cáceres con toda la cara partida, merced a un 2-0 que si bien puede resultar algo abultado, no es menos cierto que fueron los locales los que, a la postre, recibieron el mensaje que Monteagudo se encargó de repetir durante toda la semana. «Tenemos que salir al 200% si queremos ganar».

Y no es que salieran más enchufados y con más intensidad los de Julio Cobos, sino que llegaron de la misma manera a la fase decisiva, al último cuarto de hora de un partido que parecía abocado al cerocerismo. Previamente, cuando faltaban once para los noventa, Diego Bermúdez fue expulsado al ver la segunda amarilla. Acción rigurosa, pero que hace llover sobre mojado, con la cuarta expulsión del Cádiz a domicilio en cinco desplazamientos.

El gol local vino en el 87, cuando Matías Saad remató una falta sacada por Santi Amaro. El mediocentro emeritese sentenció dos minutos después en una contra, con todo el Cádiz ya arriba tratando de arreglar lo irreparable, y después de una pérdida de balón, la enésima, del Cádiz en la medular cuando ya Raúl Albentosa se había colocado de delantero centro.

Con esta derrota, el Cádiz se aleja del playoff y permite al Cacereño lo iguale a 15 puntos

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *