Romerito: un currante en Lucena


 alaves_romerito.jpg
 Romerito ha cambiado Vitoria por Lucena. 33 años  y más de media vidadedicada al fútbol. Un currante.

Como ocurrió en Alcalá de Guadaira, donde Alvaro Jurado tuvo a un clon como mediocentro rival, el sevillano Chema, algo parecido ocurrirá el domingo en Lucena. Allí al eje y hombre clave del centro del campo amarillo y azul le espara otro “calvo”. Si decimos que su nombre es Antonio Manuel Ruiz Fernández pocos aficionados repararán en que cadistasfinos.com está hablando de “Romerito”, ese espigado mediocentro que ya militara en el Xerez Deportivo durante dos temporadas, la 97-98 y la 98-99.Romerito es un centrocampista sevillano que este verano se encontraba sin equipo después de terminar su vinculación con el Deportivo Alavés. Por eso entrenaba a la espera de una buena oferta en el San Fernando CD (antes CD San Fernando) de Antonio Iriondo. De hecho estuvo sólo a un pasito de firmar por los gaditanos de Bahía Sur. Sin embargo, en esas surgió la llamada de Juani Cantero, director deportivo lucentino, y Romerito volvía de esta forma a una categoría y grupo que conoce a la perfección. Ha militado además de en el Xerez en el Écija, en el Linares e incluso en tierras murcianas, en el Aguilas. Pivote defensivo es su demarcación natural, aunque con los años cada vez es más utilizado en la posición de defensa central. Siempre ha destacado en el juego a balón parado debido a su faceta cabeceadora. En su presentación como futbolista lucentino declaraba «Es un proyecto serio y ahora lo que se aprecia es eso. Además, la cercanía con casa es muy importante también, y más tras muchos años lejos de aquí». En el Alavés, su último club, intervino en 27 partidos. A sus 33 años, su curriculum es extensísimo. Comenzó en el Recreativo, aunque también ha vestido los colores del Hércules, del Extremadura, e incluso llegó a militar en el filial del Real Mallorca. Cuando ocurrió el descenso administrativo del Linares, fue el Alavés el que apostó por él.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *