Olaizola, ante su segunda etapa al frente del RCD Mallorca

w_900x700_06181539_82r1116.jpg 

Javier Olaizola asumió, por segunda ocasión en su trayectoria en los banquillos, el reto de dirigir al RCD Mallorca a mediados de esta temporada 2016-2017. El guipuzcoano se mantiene muy ligado al club bermellón, en cuya disciplina se mantuvo durante nueve campañas como futbolista: vestido de corto conquistó una Supercopa de España y una Copa del Rey con el equipo balear, además de obtener los subcampeonatos en Copa del Rey y Recopa de Europa. Otros tiempos para el conjunto mallorquinista, sin duda mucho más brillantes que los que vive en la actualidad.

Su desembarco al banquillo de los baleares se produjo tras la destitución de Fernando Vázquez, en la decimoctava jornada del campeonato en Segunda División. La entidad balear anunció el inicio de esta nueva etapa del vasco en el banquillo del primer equipo asegurando que “ocupará el banquillo del primer equipo bermellón en una nueva apuesta del RCD Mallorca por la cantera y el saber hacer de los de casa”. “El RCD Mallorca quiere dar un golpe de timón a la situación deportiva del equipo y reivindicar los valores de la casa”, apostilló en su momento el club.

La trayectoria en los banquillos de Olaizola ha estado muy ligada al RCD Mallorca, club en el que empezó a trabajar en la cantera, al frente del equipo Cadete. Su oportunidad al frente del primer equipo no llegaría hasta la temporada 2013-2014, con el cuadro balear en Segunda División. A falta de tres jornadas para la conclusión del torneo, el estratega relevó en el banquillo a Lluís Carreras, buscando asegurar la permanencia del equipo en Segunda División. Un logró que consiguió, tras sumar cinco de los nueve puntos en juego.

Acabada esa etapa de urgencia, Olaizola recaló en el banquillo del RCD Mallorca “B”, al que dirigió en el Grupo III de Segunda B. Una categoría en la que venía compitiendo en este curso 2016-2017, hasta que le llegó la oportunidad de volver a tomar las riendas del primer equipo. A su favor jugaban tanto su conocimiento de la casa como los resultados conseguidos con el filial mallorquinista, con el que logró cuatro victorias, ocho empates y cinco derrotas en las primeras 17 jornadas de competición.

Por el momento, ha dirigido cinco encuentros al RCD Mallorca en esta temporada 2016-2017, obteniendo resultados dispares. Su balance ha sido de una victoria, dos empates y dos derrotas: un total de cinco puntos de 12 posibles. Números que permiten que los baleares se encuentren, por el momento, fuera del descenso. Si bien su margen con respecto a la zona caliente de la clasificación es escaso: apenas un punto. En esta complicada situación, Olaizola recibirá la visita del Cádiz CF, buscando tres puntos que le permitan mantenerse fuera de los cuatro últimos puestos de la tabla.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *