Míchel, en busca de su primer triunfo con el Rayo Vallecano en Carranza

w_900x700_04181450_apa9409.jpg 

Míchel asumió un duro reto hace apenas tres semanas, cuando aceptó tomar las riendas del Rayo Vallecano. Tras las destituciones de José Ramón Sandoval y Rubén Baraja, el ex futbolista del club vallecano dio un paso al frente, tomando el mando del primer equipo. Hasta el momento, se había desempeñado en los escalafones inferiores del club, dirigiendo al Juvenil “A” franjirrojo. Sin embargo, la delicada situación clasificatoria del equipo le llevó a dar este paso, con la intención de pelear por la permanencia.

Una dura lucha en la que el Rayo Vallecano se encuentra inmerso en esta recta final del campeonato liguero en Segunda División. ¿Quién se lo iba a decir a los rayistas, que a principio de temporada partían en el grupo de favoritos para pelear por el ascenso a la máxima categoría del fútbol español? Sin embargo, la realidad ha acabado siendo diametralmente opuesta: tras la disputa de las primeras 28 jornadas del campeonato, el equipo madrileño se encuentra en puestos de descenso, con 29 puntos. A uno de una permanencia que, en estos momentos, marca el Córdoba CF.

Por el momento, el balance de Míchel en el banquillo del estadio de Vallecas no ha sido demasiado positivo. Y es que, tras dos partidos, solamente ha conseguido un punto: el 16,66% del total de los que había en juego. Su debut a los mandos del equipo madrileño se produjo en la vigésimo séptima jornada, visitando al Getafe CF. Los azulones acabaron logrando la victoria, gracias a un autogol de Dorado en el minuto 89 de partido. Una jornada más tarde, vivió su primer partido en el coliseo franjirrojo, ante el CF Reus Deportiu: el duelo acabó con reparto de puntos, tras el 0-0 final.

En su primer partido al frente del equipo formó con Gazzaniga, Amaya, Dorado, Nacho, Quini, Embarba, Trashorras, Baena, Ebert, Lass y Javi Guerra. En el segundo, para medirse en el coliseo franjirrojo al CF Reus Deportiu, alineó a Gazzaniga, Amaya, Dorado, Nacho, Quini, Ebert, Jordi Gómez, Aguirre, Trashorras, Embarba y Javi Guerra.

Ahora, Míchel afrontará su tercer partido a los mandos de la escuadra vallecana rindiendo visita al Cádiz CF. Un partido verdaderamente complicado para el técnico del Rayo Vallecano, que jugará en el feudo de uno de los equipos que pelean en estos momentos por estar en los puestos de play-off de ascenso de aquí al final de la competición. ¿Será capaz de llevarse los tres puntos en su primera visita como técnico al estadio Ramón de Carranza?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *