La última vez con Cabrero pasó lo inexplicable

cad_alb_05.JPG 

El veterano Jesús Cabrero ha sido el portero titular en el RCD Mallorca en las últimas jornadas del campeonato liguero de Segunda División. Desde que Javier Olaizola asumiera las riendas del conjunto bermellón, el guardameta ha dado un paso al frente, siendo el elegido para defender la portería de los mallorquinistas. Un futbolista experimentado, con una carrera más que contrastada en la categoría de plata del fútbol español. En ella, ha jugado para equipos como Albacete Balompié, SD Huesca, Recreativo de Huelva y RCD Mallorca.

Un conjunto con el que en la presente temporada 2016-2017 ha disputado nueve encuentros en Segunda División. A la sombra de Santamaría, no le llegó la oportunidad de debutar bajo palos con los baleares hasta la octava jornada. Jugó de titular hasta la undécima jornada, encajando cinco goles en cuatro encuentros. No volvió a jugar hasta la decimoctava jornada del campeonato, manteniendo desde entonces esa privilegiada posición. Ahora, en la vigésimo tercera jornada del torneo, tendrá la oportunidad de enfrentarse al Cádiz CF.

A lo largo de su carrera, Jesús Cabrero se ha enfrentado al Submarino Amarillo en dos ocasiones, con un saldo muy negativo para sus intereses: siempre cayó derrotado. Su primer duelo con el Cádiz CF fue en el curso 2005-2006, defendiendo los colores de un Burgos CF que sucumbió ante los amarillos por 0-2 en Copa del Rey. La segunda fue en la temporada 2009-2010, última en la que el cuadro gaditano militó en la categoría de plata del fútbol español hasta el presente curso. En aquel encuentro, correspondiente a la vigésimo séptima jornada de competición, acabó pasando lo inexplicable.

El duelo, disputado en el Ramón de Carranza, enfrentó al Cádiz CF y al Albacete Balompié. Un encuentro clave para ambos equipos, que se encontraban en la zona de peligro de la clasificación. La victoria se antojaba determinante para los dos contendientes y acabó cayendo del lado del Submarino Amarillo. Los cadistas se impusieron al equipo manchego, dirigido por Julián Rubio, por un ajustado 4-3. Muchos goles pudieron verse aquella tarde en el coliseo cadista, en el que el conjunto local consiguió una victoria que, por momentos, parecía imposible. Y es que al último cuarto de hora de partido se llegó con una ventaja para el Albacete Balompié de 1-3: Kike Tortosa, con un autogol en el minuto 11 anotó para los locales, siendo los tantos visitantes de Sales, Antonio Hidalgo y Juanmi Callejón.

Sin embargo, en el último cuarto de hora del encuentro, el Cádiz CF fue capaz de revertir la situación. Bajo palos, en el Albacete Balompié, se encontraba un Cabrero que no pudo evitar la remontada amarilla. Una remontada que comenzó a gestarse a partir del minuto 76, cuando Diego Tristán colocó el 2-3 en el marcador. Nueve minutos más tarde se produjo el empate del Submarino Amarillo, después de que Enrique Ortiz consiguiera anotar. La apoteosis llegó en el minuto 87, con el gol de Dani Fragoso. En apenas 11 minutos, el hoy guardameta del RCD Mallorca recibió tres goles de un Cádiz CF que acabó venciendo por 4-3.

Ahora, en la vigésimo tercera jornada de competición, Jesús Cabrero volverá a medirse al Cádiz CF. Lo hará con el recuerdo de lo sucedido en aquel lejano encuentro de la temporada 2009-2010, en el que acabó sucediendo lo inexplicable.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *