Juan Carlos, indiscutible bajo palos en el Real Oviedo

w_900x700_24202354img_3957.jpg 

Juan Carlos será el hombre a batir por el Cádiz CF en su visita al Carlos Tartiere, en esta vigésimo octava jornada de competición en la categoría de plata del fútbol español. El guardameta balear, en su primera campaña en el Real Oviedo, se ha convertido en una pieza clave en los esquemas de Fernando Hierro. No en vano, ha sido titular en todos los compromisos que han afrontado los carbayones en la categoría de plata, desplazando de la portería al veterano Esteban.

Un portero contrastado, que vive en el cuadro asturiano su quinta campaña en Segunda División. Una categoría en la que Juan Carlos ha jugado con el Villarreal CF “B”, el Elche CF, el Villarreal CF y el Albacete Balompié antes de recalar este curso en la disciplina del Real Oviedo. Una categoría en la que el balear ha vivido las dos caras del fútbol: las mieles del ascenso en la temporada 2012-2013 y el amargo sabor del descenso, la temporada pasada. Hasta el momento, el portero ha disputado 171 compromisos ligueros en Segunda División.

Su estreno en la categoría de plata se produjo con el Villarreal CF “B”, en la temporada 2009-2010. Fue la primera campaña del filial castellonense en el fútbol profesional, tras haber logrado el ascenso desde Segunda B un curso antes. Un éxito para el que Juan Carlos jugó un papel determinante. Solamente jugó aquella campaña en Segunda División con los amarillos, siendo indispensable bajo palos. Así, el balear fue alineado en 40 encuentros, acumulando 3454 minutos de juego: tiempo en el que encajó 44 goles.

Las buenas actuaciones de Juan Carlos motivaron su cesión al Elche CF en la temporada 2011-2012, después de haber estado en la disciplina del primer equipo del Villarreal en el curso 2010-2011. Con los ilicitanos vivió su segunda experiencia en la categoría de plata, gozando de bastante continuidad. No en vano, fue alineado a lo largo de 38 compromisos ligueros con la escuadra franjiverde, encajando 49 goles en los 3420 minutos de juego que acumuló.

Una temporada más tarde regresó al Villarreal CF, con el que compitió en Segunda División. Aquella campaña, los castellonenses lograron el ascenso a la máxima categoría, bajo la dirección técnica de Marcelino García Toral. Un técnico que confió en Juan Carlos, al que alineó durante 32 partidos: acumuló 2880 minutos de competición, recibiendo 30 goles. Tras ese éxito, el balear se mantuvo en la disciplina castellonense las dos siguientes campañas.

Sin embargo, el curso pasado dio un giro a su carrera, comprometiéndose con el Albacete Balompié. Fue una campaña negativa a nivel de equipo, pues los manchegos terminaron descendiendo a Segunda B. Pese a ello, Juan Carlos gozó de mucha continuidad en el Carlos Belmonte: disputó 34 compromisos ligueros, encajando 48 goles. Actuaciones que propiciaron que se mantuviera en Segunda División a pesar del descenso del equipo albaceteño.

Así, Juan Carlos recaló en el Real Oviedo. Un equipo en el que se ha convertido en el amo de la portería. Por el momento, ha sido un fijo para Fernando Hierro: ha jugado en los 27 partidos que han afrontado esta campaña los carbayones. Su balance ha sido de 32 goles encajados, siendo su promedio de 1,18 goles por partido. ¿Podrá batirle el Cádiz CF en esta próxima jornada?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *