El Real Unión se queja a Sánchez Arminio

 

 arbitro_sudando.gif
 El R.U.Irún buscameter presión y se queja de lo malo. Obvia lo bueno.

Según nota publicada por el Diario Vasco varios dirigentes del Real Unión de Irún se han reunido el pasado martes con Victoriano Sánchez Arminio, Presidente de la Escuela nacional de árbitro de fútbol en Madrid.

Los motivos, hacerles llegar las quejas por los últimos arbitrajes sufridos por el cuadro txuri-beltz, en especial por el sufrido en Villareal, donde Ontanaya López expulsó a Montoro y Gabaraín, además de señalar un penalti que ellos consideran cuestionable cometido por el defensa Iglesias. También el malestar por las designaciones.

Una medida de presión, que, sin duda, busca en cierta forma condicionar los próximos arbitrajes que reciba el Real Unión, encuentros donde la permanencia en la categoría estará en juego.

Siempre se ha dicho que al final de liga, las decisiones arbitrales se compensan y que lo que te dan en un campo te lo quitan en otro. Claro que de lo que te dan poco se habla, y si no, como prueba de mejor botón, sólo hay que ver el último gol logrado por el Real Unión en el Stadium Gal. Fue de penalti al filo del descanso y cuando el Real Betis ya vencía por 0-2. Penalti más que riguroso y que servía para meter al cuadro de Iñaki Alonso en el partido. ¿Le hablarían de él a Victoriano Sánchez Arminio? Un penalti, que en crónica del Mundo Deportivo, edición local, se narraba así: «El partido pintaba goleada, pero Romo, de los pocos que estaba dando la cara, se ‘inventó’ un penalti con la inestimable colaboración de un Pino Zamorano que roza el ridículo».

El último gol del R.U.Irún en el Stadium Gal. Un penalti más que riguroso.


 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *