El amarillo está maldito para Gay


 lorca_gay_2.jpg
 El Cádiz vuelve a dejar muy tocado a Gay.Hace dos campañas su derrota en Carranza lo dejó igual.cadiz_pontevedra_02.jpg

Gay muy tocado tras la derrotaAunque ya se sabía podía ocurrir de producirse, la derrota ha dejado al Lorca tocado y mucho más al entrenador, el técnico madrileño José Aurelio Gay. Una vez más los amarillos vuelven a cruzarse en el camino del joven entrenador. Recordemos que en el verano del 2004 Gay era el primer y máximo candidato para coger las riendas del banquillo amarillo. Los hados amarillos quisieron que por fas o por nefas, fuera Espárrago el elegido para hacer al Cádiz campeón y de paso pasar a la historía como el Entrenador del V Ascenso. Gay había preferido quedarse en el Pontevedra con el que había ascendido a Segunda División y con los granas empezó aquella temporada. Aquella campaña, Gay fue cesado en enero de 2005. Logró comerse el turrón, pero la cuesta de enero le fue imposible de superar. La destitución le llegó en la jornada vigésimo primera después de haber ganado dos partidos y perdido doce. Nino Mirón, un presidente sui generis por mandamás no aguantó más. Lo curioso es que el Cádiz fue uno de los clubes que más tocado le dejó. Un claro y rotundo 4 a 0 en Carranza en el primer partido de enero, lo dejó tambaleando. Después no pasó del empate en Pasarón con el filial del Málaga y a la semana siguiente, otra derrota en El Helmántico fue la puntilla.En esta temporada el mismo equipo al que pudo entrenar en la temporada 2004-2005 ha vuelto a dejarlo casi sentenciado. Probablemente la inminencia de las vacaciones de navidad le van a permitir de llegar a la jornada decimoctava. El Lorca viaja a Castellón y será ante los de Moré donde se podrá ver si Gay es capaz de reponerse del golpe de los amarillos o si por el contrario contará con una segunda destitución en su segunda temporada como técnico de Segunda. Y es que la categoría de plata, y los amarillos, parecen malditos para José Aurelio Gay.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *