Edgar Badía, el guardián de la portería del CF Reus Deportiu

w_900x700_17181317img_8679.jpg 

Edgar Badía cumple su primera campaña en la categoría de plata del fútbol español. El portero es una pieza fundamental en el funcionamiento del CF Reus Deportiu, en el que cumple su cuarta temporada. De hecho, en los dos últimos cursos, el guardameta ha sido determinante en los resultados conseguidos por el conjunto catalán, que vive su debut en Segunda División en esta temporada 2016-2017.

El camino hasta recalar en el CF Reus Deportiu tuvo dos etapas: la cantera del RCD Espanyol y la del Granada CF. Badía se formó en los escalafones inferiores del RCD Espanyol, llegando al filial periquito en el curso 2009-2010. Una campaña en la que los blanquiazules acabaron perdiendo la categoría en el Grupo III de Segunda B. Pese a este descenso, el cancerbero se mantuvo en la órbita del club, llegando a debutar con el primer equipo en Copa del Rey. Fue de la mano de Mauricio Pochettino, ante el Córdoba CF en la temporada 2011-2012. Recibió dos goles ante los califales, obra de Alberto Aguilar y Pepe Díaz.

Una temporada más tarde volvió a jugar con el RCD Espanyol “B” en la categoría de bronce. Tras haber conseguido ascender a Segunda B en la temporada 2011-2012, Badía formó parte del plantel del filial periquito en su vuelta a la categoría. Acabó disputando un total de 16 partidos, encajando 24 goles. Todo ello, en una temporada en la que los catalanes consiguieron mantenerse sin demasiados apuros en el Grupo III.

Posteriormente, Edgar Badía recaló en el Granada CF, para reforzar la portería de su filial en la temporada 2013-2014. No tuvo demasiada fortuna en el filial nazarí, jugando apenas tres encuentros en el Grupo IV de Segunda B. Joseba Aguado optó por darle la titularidad al macedonio Stole Dimitrievski, por lo que el portero catalán solamente pudo jugar ante Arroyo CP (en la jornada 3), CD Guadalajara (en la jornada 9) y San Fernando CD (en la jornada 14). En el mercado invernal puso fin a su etapa en el Granada CF “B”, para comprometerse con el CF Reus Deportiu. No gozó de demasiada continuidad en la segunda mitad de la temporada 2013-2014, jugando nueve encuentros en Segunda B. Su suerte cambió a partir de la temporada 2014-2015, en la que fue alineado por Natxo González en 40 partidos. La pasada campaña, en la que el equipo catalán consiguió su primer ascenso a Segunda División, jugó un total de 46 encuentros.

Esta campaña, Edgar Badía ha vivido su estreno en Segunda División. Por el momento, ha sido indiscutible para su entrenador: ha jugado en los 25 partidos que se han celebrado hasta el momento en el campeonato. Encuentros en los que ha mostrado un buen comportamiento bajo palos, pues únicamente ha recibido 20 dianas. Esto sitúa su promedio en los 0,8 goles encajados por partido. ¿Podrá mantener esa buena estadística esta próxima jornada, en la que será su primera visita al estadio Ramón de Carranza?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *