Antonio Gómez, un entrenador que conoce al Albacete desde dentro

albacete_agomez.jpgAntonio Gómez, el entrenador del Albacete Balompié, es un hombre que puede decirse que ha pasado por todas y cada una de los escalafones deportivos en el equipo manchego. Antes de ser entrenador del primer equipo, llegó a jugar en el Albacete y también, dirigió a sus categorías inferiores. Como futbolista, se formó en las categorías inferiores del Real Madrid, con el que llegaría a debutar en Primera División, de la mano de Jorge Valdano, en la temporada 1995-1996. Disputó seis partidos, marcando dos goles: al Valladolid y al Mérida. La temporada siguiente marchó al Sevilla, como parte del pago del fichaje de Davor Suker por el conjunto blanco. Tras el descenso a Segunda División del conjunto hispalense, Antonio Gómez firmó por el Albacete, también en la división de plata. Sólo estuvo una temporada, la 1997-1998, jugando veintidós encuentros y marcando un gol (al Sevilla)Tras poner fin a su carrera como futbolista en 2006, en La Roda, Antonio Gómez pasó a dirigir al Albacete Juvenil en la temporada 2006-2007. En dicho equipo, consiguió la Copa del Rey de la categoría, al vencer al Valencia en la final: 2-1. Su trabajo le valió para dar el salto al filial, que militaba en Tercera División. En la temporada 2007-2008 el Albacete B acabó sexto; en la 2008-2009, decimoquinto.En 2009 abandona Albacete para irse, de la mano de uno de sus principales valedores en la cantera del Real Madrid, Rafa Benítez, al Liverpool. En el conjunto inglés pasó a ser mano derecha del entrenador y a hacerse cargo del equipo de reservas, con los jóvenes valores del Liverpool y aquellos futbolistas que no gozaban de continuidad en el primer equipo. La temporada pasada se produjo su debut en el fútbol profesional como primer entrenador. El Valladolid, recién descendido a Segunda División, se fijó en él para hacerse cargo del equipo. No acabó la temporada, por culpa de los malos resultados y en la decimocuarta jornada, tras perder en el José Zorrilla con el Cartagena, fue destituido. Con ese bagaje a sus espaldas, otro equipo que había perdido la categoría, pero esta vez de Segunda a Segunda B, lo llamó. El Albacete decidió contar con un hombre que conocía la casa desde dentro para darle el banquillo del primer equipo. La temporada no ha sido fácil, pero Antonio Gómez ha conseguido el primer objetivo: clasificar a su equipo para el play-off de ascenso. Además, tras haber realizado una notable campaña en Copa del Rey. Ahora, le espera el Cádiz. twitter-facebook.png

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *