Tres goles de diferencia: la mayor renta a favor de un campeón de Grupo

cad_rmab_10.pngEl filial blanco es pŕacticamente equipo de Segunda División. El Real Madrid Castilla dejó sentenciada la eliminatoria en el Ramón de Carranza. El 0-3 es, además, el marcador más abultado a favor de un campeón de grupo de Segunda B desde que se instauró el actual sistema de competición en la temporada 2008-2009. Nunca antes un campeón de grupo había llegado al encuentro de vuelta con una renta de tres goles sobre su adversario. Además, salvando el Sabadell-Éibar de la temporada pasada, el equipo que se impuso en la primera eliminatoria acabaría logrando el ascenso de categoría. En la temporada 2008-2009, Cádiz y Cartagena fueron los que golpearon primero en el estreno de este sistema de competición. Los amarillos se impusieron por la mínima al Real Unión en Carranza. Por su parte, el Cartagena venció por 2-1 al Alcoyano, campeón del Grupo III y equipo deseado por todos en el sorteo. Ambos conjuntos, por tanto, llegaron al encuentro de vuelta con un gol de renta. En la temporada 2009-2010, los cuatro campeones fueron Ponferradina, Alcorcón, Sant Andreu y Granada. La Ponferradina quedó encuadrada, tras el sorteo, con el Sant Andreu. Los leoneses se impusieron a domicilio por 0-1. Serían ellos, además, los que ascendieran, pese a perder por idéntico resultado en el encuentro de vuelta. La otra eliminatoria fue la que formaron Granada y Alcorcón. La ida, disputada en Los Cármenes, dejó prácticamente ascendidos a los nazaríes: ganaron 2-0. La temporada pasada, las dos eliminatorias de ascenso fueron las que enfrentaron a Sabadell y a Éibar y a Murcia y Lugo. La más igualada, hasta el momento desde que se puso en marcha este sistema de competición, fue la primera. Sabadell y Éibar empataron a cero en tierras catalanas, decidiéndose todo en Ipurúa: el 1-1 final ascendió a los arlequinados. Por su parte, el Murcia venció por 2-0 al Lugo en la Nueva Condomina, llegando a la vuelta en tierras gallegas con un colchón de dos goles.Dos goles de renta, hasta este momento la mayor ventaja de la que había disfrutado un campeón de grupo. El Real Madrid Castilla, con estos tres goles en Carranza, pulveriza el registro y prácticamente puede celebrar su ascenso. Para evitarlo, el Cádiz debería marcar cuatro goles en Valdebebas. Esta derrota tan abultada del Cádiz, además, propicia una novedad: será la primera vez que el campeón del Grupo IV no logre el ascenso directo en esta primera eliminatoria.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *