Los goles de Arroyo y Cádiz esta campaña en el Grupo IV

cad_arr_02.JPG 

El cierre de la fase regular en el Grupo IV de Segunda B presenta un duelo desigual en el Arroyo-Cádiz. Se enfrentarán, el equipo menos goleador de la categoría y el más goleador, además de uno de los más goleados contra el que presenta la mejor defensa del campeonato. Un partido, pese a ello, atractivo: si bien el conjunto amarillo no tiene nada en juego, el combinado extremeño buscará mantenerse en la categoría con uñas y dientes.

El Arroyo ha conseguido 27 goles en la competición, promediando 0,73 goles por partido. Unos guarismos que resultan diametralmente opuestos a los del Cádiz, que ha materializado 66 goles durante el curso. El promedio del Submarino Amarillo es de 1,78 goles por partido. Ante su afición, el Arroyo ha conseguido materializar el 66,66% de todos sus goles en su estadio. Así las cosas, el conjunto extremeño ha marcado 18 goles en su feudo. A domicilio, el Cádiz ha marcado 26 goles: más que ningún otro equipo del Grupo IV.

Los extremeños han mostrado mayor acierto de cara a la portería contraria en las primeras partes de sus compromisos ligueros. De este modo, han anotado 15 goles (el 55,55% del total) en los primeros 45 minutos de juego. En el caso del Cádiz, son las segundas partes en las que presenta todo su potencial ofensivo. Los amarillos han marcado la friolera de 39 goles tras la reanudación.

Es durante el primer cuarto de hora de juego en el que el Arroyo ha logrado marcar más goles. Los extremeños han anotado seis goles en los primeros 15 minutos de partido. En el resto de cuartos de hora, el cuadro de Pato tiene sus goles muy repartidos: cinco en el segundo cuarto de hora de juego, cuatro en el tercero y en el cuarto, tres en el penúltimo y otros cinco en el último cuarto de hora.

Para el Cádiz, es el tramo de partido que va del minuto 60 al 75 el de mayor efectividad de cara a la portería rival. Los amarillos han anotado 14 goles en esa fase de juego. En otros tres cuartos de hora, el Submarino Amarillo ha firmado más de 10 goles: en el primero (11), en el cuarto (12) y en el último (13).

En cuanto a los goles encajados, el Arroyo ha concedido 50 goles durante la campaña, por 21 del Cádiz. Así, el promedio de goles encajados del conjunto extremeño es de 1,35 goles por partido, mientras que el del Cádiz es de 0,57 goles por partido. A pesar de ello, el Arroyo ha mostrado una gran fortaleza como local, siendo el tercer equipo menos goleado del campeonato. Y es que el cuadro arlequinado promedia 0,61 goles en contra por partido en su feudo: ha recibido únicamente 11 goles.

Ambos equipos coinciden en el hecho de que las segundas partes son peores en el plano defensivo que las primeras. El Arroyo ha encajado 30 goles en los segundos 45 minutos de partido, mientras que el Cádiz ha recibido 14 goles en ese tramo del partido.

Para el Arroyo, la peor fase es justo tras la reanudación. Del minuto 45 al 60 el conjunto extremeño ha recibido 13 goles. En otros dos cuartos de hora, el Arroyo presenta cifras dobles de goles encajados: en el tercer cuarto de hora y en el quinto de partido ha recibido 10 goles. Es el segundo cuarto de hora de partido, con solo cuatro goles encajados, el mejor para el próximo rival del Cádiz.

En el caso del Cádiz, es el último cuarto de hora de partido el peor en el apartado defensivo. El Submarino Amarillo ha encajado siete goles en el tramo que va del minuto 75 al 90. En otros dos cuartos de hora, los cadistas han recibido cinco goles: del 15 al 30 y del 60 al 75.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *