Los empates en la ida de las eliminatorias de los campeones

17863755129_d21ebf2ee2_b.jpg 
Foto: www.realoviedo.es

Desde que el actual sistema de ascenso se puso en marcha en la categoría de bronce del fútbol español, el encuentro de ida de la eliminatoria de los campeones finalizó en empate en cuatro ocasiones. La edición de esta temporada 2014-2015 es la segunda consecutiva en la que los cuatro equipos que pelean por los dos primeros billetes a Segunda División empatan en el encuentro que abre la serie. Y es que tanto el duelo entre Real Oviedo y Cádiz (1-1) como el enfrentamiento entre Huesca y Nástic de Tarragona (0-0) no tuvieron vencedor.

En tres de las cuatro ocasiones anteriores en las que el encuentro de ida acabó en empate, el ascenso lo acabó consiguiendo el equipo que jugaba la vuelta en casa. De este modo, en caso de empate, el equipo que afronta el compromiso de vuelta ante su afición, acaba logrando el ascenso en el 75% de los casos. En el caso de los empates con goles en la ida, siempre acabó ascendiendo el equipo que jugó la vuelta en su estadio.

El primer caso de empate en la ida de la eliminatoria de los campeones se produjo en la temporada 2010-2011, en la serie que enfrentó a SD Eibar y Sabadell. Ambos equipos empataron sin goles en la Nova Creu Alta, decidiéndose la eliminatoria en Ipurúa. Allí, el conjunto armero no pudo hacer valer su condición de local, cayendo eliminado: el resultado final fue de 1-1.

En la temporada 2012-2013, también se saldó con empate la ida de la eliminatoria de ascenso entre Real Jaén y Deportivo Alavés. En La Nueva Victoria, los dos equipos empataron a uno, un marcador que daba ventaja a los vitorianos para el encuentro de vuelta. En Mendizorroza, el Alavés logró la victoria: 1-0.

Con 0-0 se saldó la ida de la eliminatoria de ascenso que enfrentó a la UE Llagostera y al Racing de Santander. En el encuentro de vuelta, en El Sardinero, el conjunto cántabro hizo valer el factor campo para conseguir el ascenso. Así, los santanderinos se impusieron por 1-0, con un gol de Sellarés en propia puerta.

También acabó con empate el encuentro entre Sestao River y Albacete Balompié, de la ida de la otra eliminatoria de los campeones de la temporada 2013-2014. En un emocionante partido disputado en tierras vascas, los dos equipos empataron a tres en la ida. En la vuelta, también se produjo un empate: 2-2. Un resultado que dio el ascenso a los manchegos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *