De mal en peor

logo_small_new.gifzar_cad_pavoni.jpgA nuestro Dicen que el amarillo traemos la crónica que puede leerse en el portal maño zaragocistas.com. Si el titular es significativo, más lo es el subtítulo: Termina la semana de pasión.Ya vendrán tiempos mejores para los amigos zaragocistas. Llegar a la final de copa y estar con más de 40 puntos a estas alturas… ya lo quisieran muchos.Termina la Semana de Pasión para el ZaragozaEl Zaragoza termina su particular semana de Pasion como peor lo podía hacer, perdiendo contra un penúltimo clasificado en la Liga que para colmo de males se presentó en la Romareda plagado de bajas. Lo que en un principio parecía que iba a ser un acto de agradecimiento a la afición por su apoyo, pronto se convirtió en una serie de despropósitos y nervios que hicieron que parte de la Romareda abroncara a algunos jugadores y especialmente al técnico zaragocista.Comenzó bien el partido cuando en el minuto 20 Savio ponía por delante a los blanquillos gracias a un buen disparo desde fuera del área tras un buen servicio de Celades, sin que Limia pudiera hacer otra cosa que recoger el balón del fonde de su portería en la primera ocasión de que dispuso el Real Zaragoza. Previamente, el Cadiz pudo adelantarse por mediación de Ortiz pero su disparo desde fuera del área fue atajado por un nervioso César Sánchez y poco después de Fleurquin que envió fuera un remate de cabeza a corner de Ortiz.zar_cad_sesma.jpgEl gol del Real Zaragoza espoleó a los blanquillos mientras que los amarillos no podían hacer otra cosa que aguantar los envites zaragocistas. A punto estuvieron los de Victor Muñoz de sentenciar el partido en cinco minutos de oportunidades continuas. Ponzio, Diego Milito en dos ocasiones, Ewerthon y Savio pudieron marcar pero Limia y la falta de puntería hicieron que el marcador no se moviera.Tras el «shock» de los gaditanos, Enrique y Lobos avisaron de que el Cadiz seguía sobre el terreno de juego, pero de nuevo fue Diego Milito el que estuvo a puntto de marcar gracias a un centro de Ewerthon, aunque una vez más el argentino no pudo transformarlo en gol.Con el tiempo casi cumplido, Lucas Lobos fue derribado en el área zaragocista por Diego Milito en una acción que Pérez Lima interpretó como merecedora de penalti. El mismo Lobos fue el encargado de transformar el penalti. El Cadiz seguía vivo, por lo menos en el descanso.La reanudación no pudo comenzar mejor para los de Espárrago y nada más comenzar un centro de Lobos fue rematado por Pavoni ante la mirada de Milito que una vez más vio como un contrario remataba sin que el argentino pudiera hacer otra cosa que acompañarlo con la mirada. Lo de los últimos partidos del argentino es para hacérselo mirar.Victor Muñoz que desde el banquillo vio como el Cadiz le daba la vuelta al marcador, realizó sus primeros cambios, dando entrada a Lafita y Cuartero en sustitución de Oscar y Aranzabal buscando según el técnico, «mayor velocidad». Después y ante el asombro de la parroquia zaragocista, Zapater era sustituido por Generelo.El Zaragoza quería y no podía. Lo intentó pero no pudo. Sólo Generelo con el tiempo casi cumplido, puso en apuros a un Limia que en la segunda parte fue un mero espectador del partido. Los tres puntos, al final, se fueron a la «Tacita de plata» para un Cadiz que sigue soñando con la permanencia.Fotos: www.zaragocistas.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *