El Cádiz comparte los puntos con el líder.

jose.jpgEl Real Valladolid saltó al campo de Carranza con la seguridad de que mantendría una jornada más el liderato de la Liga BBVA. Enfrente un Cádiz que buscaba acumular su quinto partido sin perder y al que una victoria podría haber aupado de nuevo a la pomada. Para eso, Jose González apostó por el bloque que goleó en Chapín con un completo cambio en la banda derecha puesto que Vella y Enrique ocuparon el flanco diestro comenzando De Quintana y Fernando Morán en el banquillo.Cádiz y Valladolid salieron demostrando cuál es el juego que pretende rescatar a unos y que mantiene en lo más alto a otros. Los primeros minutos fueron bastante vibrantes aunque las ocasiones no llegaban. El Cádiz se imponía a los puntos gracias a la labor de Fleurquin en el centro del campo y Paz en el eje de la defensa. La primera (y probablemente la única) gran ocasión cadista vino de un lanzamiento de falta de Miguel al que no supo responder Alberto y que Sesma envió por encima del larguero con todo a su favor.cad_val_02.jpgEl Valladolid conseguía poco a poco controlar al Cádiz por el trabajo de sus laterales que se iban imponiendo a los exteriores amarillos. Ni Sesma ni Enrique podían con Pedro López y Vicente. En ataque, blanquivioletas y amarillos resultaban demasiado dependientes de sus jugadores estrellas. Sólo cuando el balón llegaba a Víctor o a Lucas Lobos parecía que se podía generar peligro. Sin embargo, ni el veterano pacense ni el argentino tenían su mejor día controlados, uno por Fleurquin el otro por Borja. Los entramados defensivos se imponían a los jugadores de ataque en uno de esos partidos tácticos que tanto gustan a los entrenadores. De todos, destacó el marcaje que Abraham Paz le brindó durante los noventa minutos al pichichi de Segunda División Joseba Llorente que acabó más preocupado de dejar el codo que de jugar la pelota. Abraham se permitió el lujo, incluso, de hacer un gol en otro fallo de Alberto en el lanzamiento de una falta, pero el gol fue anulado por fuera de juego.cad_val_01.jpgLa primera parte acabó con la posesión del Valladolid y de la misma forma empezó el segundo período. Pese a ello, el Valladolid perdió fuerza con la sustitución de Capdevila por Asier. Ni uno ni otro pudieron en ningún momento con Luciano Vella pero el canterano del Valladolid estuvo más impreciso que el ex del Pontevedra.El viento comenzó a soplar a favor del Cádiz en el minuto 63 cuando el árbitro, el desastroso Martínez Franco, expulsó por doble amarilla a Vicente. Sin embargo, Mendilibar movió rápido sus fichas y tiró de la manta hacia arriba para mantener la seguridad defensiva de la que estaba haciendo gala.cad_val_10.jpgJose movió las piezas faltando cinco minutos y sustituyó a César y De Paula por Acuña y Medina. Pese al riesgo corrido en el movimiento de piezas, el Cádiz tenía la pelota pero era incapaz de llevar peligro a la porteria de Alberto. El Valladolid aguantaba con seriedad renunciando a la posibilidad de crear peligro. Los sustitutos sólo empeoraron a sus sustituidos. Especialmente preocupante fue la actuación del Cacique Medina que todo balón que tocó lo perdió y, para colmo, hizo dos faltas innecesarias recibiendo una tarjeta amarilla. En esos malos momentos, el Valladolid tuvo la gran ocasión para deshacer el empate puesto que Asier mandó alto un balón en un fallo de Raúl López cuando lo tenía todo para marcar.Al final, justo reparto de puntos y evidentes signos de mejoría defensiva en un Cádiz que apenas sufrió a balón parado. La mano de Jose en la estrategia debe ser importante para el equipo amarillo que sigue teniendo su lastre en la escasa realización de los hombres de arriba. Parece que los metros que le faltan a Carranza se notan demasiado cuando los cadistas tienen que llevar el peso del encuentro.

Autor:JG del Valle

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *