Teófila y Muñoz cara a cara


teo_munioz.jpg
Las dos partes están obligadas a entenderse. Deben sentarse frente a frente. A solas. Dialogar. Decirse a la cara en privado lo que nos dicen y lo que no nos dicen en público 

El 2007 nos ha llegado y casi nos hemos enterado de que el día después de Reyes el Cádiz juega en Elche. El nuevo año se ha plantado de pronto y nos ha dejado sin Paz. Pese a lo anunciado y conocido por Todos también ha amanecido sin videomarcador, y a falta de Paz, con guerra, a modo de fuego cruzado de la Plaza de Madrid a la de San Juan de Dios. O lo que es lo mismo, entre comunicados oficiales (los amarillos) contra páginas y cuñas publicitarias en medios de prensa locales (los morados). Dejando a un lado el choque de intereses que pueda ver detrás, las hostilidades deberían remitir. En estos casos, y como siempre ha sucedido, sucede y sucederá, el mejor matrimonio posible es el de conveniencia. Algo que sin duda conocen bien los máximos responsables de «los dos bandos». Las dos partes están obligadas a entenderse. Deben sentarse frente a frente. A solas. Dialogar. Decirse a la cara lo que nos dicen y lo que no nos dicen en público. Da igual no nos enteremos, pues seguro que no será la primera vez, ni el primer desencuentro «gordo» que han tenido en estos años. Pero ya es hora de que dejen de despilfarrar recursos públicos de los contribuyentes (por parte del equipo gobierno de Teofila) y recursos privados (por parte del Cádiz SAD de Antonio Muñoz) en intentar convencernos de que la culpa es del otro, y que lo importante es buscar la verdad. Pero… ¿qué es la verdad? El Cadi somos todos. ¿O no?

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *