Adiós al último mito

raul_lopez_cadiz.jpgRaúl López González. Del diez de noviembre de 1996 al veintinueve de mayo de 2011. Quince años entre ambas fechas. La primera, la del debut de un jugador que acabaría convirtiéndose en todo un icono del cadismo. La segunda fecha, la de su último partido como futbolista del club que siempre quiso: el Cádiz. Se pone así, de la forma más cruel posible, fin a la brillante andadura de Raúl López por el Cádiz Club de Fútbol. No sólo porque su último encuentro fuera infame: el de la eliminación del Cádiz en Anduva, en una desastrosa actuación generalizada de aquellos que saltaron al terreno de juego. Sino porque el jugador merecía otra salida.

album_cad_rac_02.jpg

rso_cad_01.jpgEl capitán, el jugador con más partidos con la zamarra amarilla sobre el verde, el último gran representante de la tan denostada (y a la que en los últimos tiempos se apela con insistencia) cantera del Cádiz.  El club, una vez más, no ha estado a la altura de su historia, de aquellos que han ayudado a hacer del Cádiz lo que es. Quizás, la no renovación del contrato de Raúl López haya sido el epílogo perfecto para un Centenario desastroso. Hacer que el jugador con más partidos en la historia del club, aquel cuyo nombre era coreado como una sola voz por el Carranza, saliera de esta forma, no es digno.

No es digno que Raúl López tuviera que indicar, con insistencia en los medios de comunicación, su deseo de proseguir en el club, aludiendo además que era uno de los futbolistas con menor salario del plantel. No es digno que Raúl López, con todo lo que ha significado para esta entidad, tuviera que arrastrarse para ver si así se le renovaba el contrato. No es digno que el club se haya portado como se ha portado, dando a entender al futbolista que no tenía sitio en el proyecto de Quique Pina fichando a dos laterales izquierdos antes de sentarse a hablar con el.

 portada_raul_recre.jpg  

portada105.jpgEs difícil ver cuándo llega el final de una etapa futbolística, más cuando se mezclan sentimientos y pasión. Raúl López ha sido el que mejor ha representado al cadismo en los últimos años, el que con más pundonor ha defendido esta camiseta, el que, a falta de argumentos balompédicos, ha continuado peleando una pelota hasta la extenuación. Es difícil ver con objetividad que el final de una etapa ha llegado. Es difícil actuar en esos casos. ¿Qué hacer, mantener en la plantilla a un futbolista que apenas va a jugar o separar los caminos de club y jugador tras una larga travesía juntos? Personalmente, en el caso de Raúl López, hubiera optado por la primera.

En cualquier caso, Raúl López no merecía estas formas. ¿Qué menos que sentarse con él y decirle, como adultos, que no contaban con él? El resultado hubiera sido el mismo (Raúl López no continuaría en el club) pero se daría, tal vez, mejor imagen que habiendo incorporado antes de dicha reunión a dos jugadores más jóvenes que juegan en su mismo puesto. 

cadiz_raul_2.jpgSe pone fin, de forma definitiva, a la brillante trayectoria de Raúl López en el Cádiz. Al jerezano le quedará la espina clavada de no poner fin a su carrera en el Cádiz. De dejar al club de sus amores en la categoría en la que ninguno de los dos merece estar. La maldita Segunda B.

Cuatrocientos partidos entre Primera, Segunda, Segunda B y la Copa del Rey. Cuatrocientos partidos en los que hizo alarde de derroche físico y amor por unos colores. Cuatrocientos partidos con momentos estelares: el debut con el Gáldar, el regreso del Cádiz a Segunda ante el Poli Ejido, el Chapinazo, el debut en Primera en Carranza ante el Real Madrid, el gol al Racing de Santander en Primera… Su próximo destino, seguramente, será la Balona. Pero da igual. Para la gente del Cádiz, siempre será el gran capitán.

¡ QUEREMOS ONCE RAÚL LÓPEZ!

 album_bil_cad_03.jpg

Autor:Diego Manuel Belmonte

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *