Real Madrid: Capello también cayó en Lyon

Con Diarra muy parecido a sin Diarra.

El tanque tiene fisuras

madrid_diarra.jpgLa victoria ante el débil Levante hizo disparar la euforia en la prensa que sigue al equipo merengue. La todopoderosa prensa madrileña, harta del papel secundario de su Madrid comenzaban a ilusionarse con la reedición del clásico duelo nacional entre el Real Madrid y el Barcelona. El látigo de Capello parecía que daba frutos en las primeras semanas pero hoy el equipo merengue ha vuelto a la realidad.

El Real Madrid se ha topado con un equipo de categoría, el Olympique de Lyon que comandado por Juninho Pernambucano, el mejor jugador de los que han saltado al césped del Estadio Gerland, ha bailado en la primera parte a un triste Real Madrid y ha sabido guardar la ropa en la segunda mitad.

El Real Madrid saltó al campo dispuesto a quitarse el mal sabor de boca del pasado año cuando los franceses les hicieron tres a los madridistas en el primer partido de la liguilla de la Champions, pero tras once minutos de partido ya se encontraban con un gol en contra. El internacional brasileño Fred se aprovechó de un fallo de Cannavaro y batió con una vaselina a Casillas.

El gol ha dejado al Real Madrid en un totalmente sonado. La fortaleza que se le supone a Emerson y Diarra, la calidad de Cicinho, la experiencia de Raul y Roberto Carlos, el olfato de Van Nistelrooy, la colocación de Fabio Cannavaro… nada de eso apareció en Lyon. Juninho se bastaba y se sobraba para volver totalmente loca a toda la retaguardia madridista. Un equipo creado para defender que era incapaz de evitar las ocasiones de gol rivales. Abidal, Maloudá, Gouvu, Revelliere, Fred todos pudieron marcar. Lo consiguió Tiago aprovechando una excelente jugada de toda la delantera francesa.

De la delantera del Real Madrid no se tuvo noticia en toda la primera mitad. En la segunda parte Capello apostó por Reyes, primero, por Guti, después y por Robinho, al final. Ninguno de los tres aportó nada digno de mencionar. Lo peor fue la sensación de impotencia que dio el que se supone que es uno de los mejores equipos de España. En ningún momento dio sensación de poder empatar. Pareció un equipo romo, sin carácter, con más carencias que virtudes, Lo mismo que el año pasado.

El Real Madrid de Capello ya se arrastró en el Trofeo Carranza. Un mes después los datos que deja el equipo merengue no hacen que sus seguidores puedan ser optimistas. Y mientras Kaká haciendo goles con el Milán y Calderón enfrentándose con Villar Mir por los votos por correo.

¿Ha mejorado el Real Madrid 366 días después?

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *