Resultará extraño

 xerez_cadiz_22.JPG
Abraham el día del «Chapinazo»

Esta semana llega al Ramón de Carranza el Hércules, y con él, Abraham Paz. Será el regreso del central portuense a la que fue su casa durante nueve temporadas, vistiendo una camiseta distinta a la que llevó en aquellos años. No será un regreso cualquiera, como los que ya se han vivido esta temporada con Fernando Morán y otros futbolistas que regresaron al estadio cadista para enfrentarse al Cádiz. Se trata de un regreso especial, pues para este club y su afición, Abraham Paz era un futbolista especial. Pero además, será un retorno extraño por la forma que tuvo el central de abandonar la nave amarilla hace dos temporadas.

Ya me ocurrió en el partido de ida, en el que jugó de titular en el centro de la zaga herculana: me resultó extraño verle con otros colores distintos al amarillo y azul que viste el Cádiz. Sin duda, volveré a tener esa sensación este Domingo, cuando el balón eche a rodar a las doce del mediodía. Resultará extraño ver a Abraham Paz en Carranza jugando contra el Cádiz.

Fpaz_fino_2005.jpgue un futbolista importantísimo para el Cádiz, llegando a ser uno de los capitanes del equipo y teniendo mucha confianza por parte de todos los entrenadores que pasaron por el banquillo mientras él perteneció a la primera plantilla cadista. Sólo las continuas lesiones truncaron su trayectoria, propiciando que jugara menos partidos de los que debería haber jugado. Abraham Paz era un jugador seguro en defensa, con dotes de mando, de organización atrás. Contundente y bueno para robarle el balón al rival. Además, tenía gol. Cualquier corner, falta o jugada de estrategia tenía el peligro añadido de que Abraham estaba en zona de remate, dispuesto a cabecear cualquier balón que le llegara. Un futbolista de la casa que se crecía especialmente cada vez que tenía que enfrentarse al Xerez. Y un jugador con una habilidad especial para los lanzamientos desde el punto de penalti.

Si ha habido algo que ha marcado la trayectoria del central portuense, han sido los penaltis. Un lanzamiento suyo ayudó al equipo a ascender a Segunda División de la mano de José González. Un penalti suyo en Chapín terminó de corroborar el tan ansiado, soñado y deseado ascenso a Primera División. Un penalti suyo, acabó propiciando el descenso a los infiernos de la Segunda División B dos temporadas después. Ese penalti fallado en el último minuto de la última jornada de Liga en el Rico Pérez marcó un antes y un después en el futuro de Abraham Paz y del Cádiz. Su equipo acabó descendiendo contra todo pronóstico y el central, acabó abandonando el club por la puerta de atrás.

Haycad_val_08.jpg formas y formas de salir de un club. Quizás la salida de Abraham Paz del Cádiz no fue la que un futbolista con su trayectoria merecía, pero el gran culpable de ello fue él mismo. Por todo el mundo era conocido el hecho de que el central abandonaría el equipo al término de la temporada 2007-2008. Su destino, también era conocido por la gran inmensa mayoría de los aficionados: el Legia de Varsovia polaco, uno de los equipos punteros de la Liga de Polonia, y asiduo a la Copa de la UEFA. Tras fallar esa pena máxima que podría haberle encumbrado definitivamente a los altares del cadismo, y tras la desbandada general vivida en Alicante, Abraham Paz no pasó el reconocimiento médico efectuado por el equipo polaco.

El tiempo dirá, pero espero que cuando se hable de Abraham Paz no quede el recuerdo de aquel maldito penalti que falló en el Rico Pérez, sino el de un futbolista que en el tiempo que estuvo en el Cádiz rindió al cien por cien de sus posibilidades y que ayudó al equipo a ascender a Segunda y a Primera División, cuando eso parecía una mera utopía. Es cierto que ese penalti fallado por el zaguero portuense certificó el descenso, pero sólo fue la punta del iceberg del cúmulo de despropósitos en el que se convirtió la temporada 2007-2008.

La vida da muchas vueltas y Abraham Paz acabó fichando por el Hércules, el equipo contra el que falló el penalti en la última jornada y que sirvió para certificar el descenso del Cádiz. Fue una salida del club un tanto desafortunada, aunque a fin de cuentas comprenda que, más allá de los colores y sentimientos, cada uno tiene que velar por sus propios intereses. En el equipo alicantino ha sido titular indiscutible tanto para Mandiá (entrenador la pasada campaña) como para Esteban Vigo, llegando incluso a renovar de manera automática su contrato después de haber jugado cincuenta partidos en estos dos años.

Resultará extraño verle en Carranza con otra camiseta. Sólo cabe esperar que a él también le resulte extraño, no tenga su día y el Cádiz pueda llevarse los tres puntos ante un rival netamente superior.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *