Respiro de tres puntos

 

El Cádiz recibía al Villanovense después de llevar dos jornadas consecutivas tropezando. Los cadistas no podían permitirse otro error ante los extremeños, máxime teniendo en cuenta que los rivales directos habían tropezado. De este modo, los cadistas tenían ante sí una oportunidad clara para recortar diferencias. Enfrente, un Villanovense que llegaba como uno de los conjuntos más goleados del Grupo IV.

cad_vil_03.jpg

                                                   El once inicial. Fue más complicado de lo que el marcador final puede señalar.

Para este encuentro, Jose González recuperó a Alexander Goikoetxea, lesionado desde la goleada al Almería B. A pesar de ello, el central vasco no jugó de inicio. El once alineado por Jose González estuvo compuesto por Aulestia, Moke, Baquero, Murillo, Góngora, Héctor Yuste, Óscar Pérez, Juanse Pegalajar, Ikechi Anya, Juanjo Serrano y Bebo Akinsola. Juanse Pegalajar, que cubría la baja de Ferreiro, debutaba esta campaña en el once titular. <?xml:namespace prefix = o ns = «urn:schemas-microsoft-com:office:office» />

Tras el pitido inicial del manchego Muñoz Mayordomo pudo verse a un Cádiz que pretendía estar en contacto con la pelota, mientras que el Villanovense presionaba muy arriba. Una presión la de los extremeños casi al límite: en tres minutos de juego, cometieron dos faltas. Su táctica, en los primeros compases de juego, les funcionó, puesto que al Cádiz le costaba encontrar espacios entre la maraña defensiva del Villanovense.

cad_vil_02.jpg

De hecho fue el Villanovense quien gozó, a los nueve minutos de partido, de la primera jugada de cierto peligro del partido. Una falta lateral, que fue despejada sin problemas por la zaga cadista. El Cádiz contestó en la siguiente jugada, tras una bonita jugada en la que intervinieron Óscar Pérez, Juanjo Serrano y Akinsola. El ovetense centró al área, donde la recogió Juanjo. El extremeño la dejó atrás, buscando a Akinsola, que disparó por encima del larguero.

Mala primera parte

Dos minutos más tarde, fue Juanse quien generó peligro al sacar una falta que fue despejada a córner por Javi Muñoz, guardameta del Villanovense. El Cádiz tenía el balón, tocaba y llegaba a las inmediaciones del área del Villanovense, pero le faltaba profundizar, terminar de matar la jugada.

Traspasado el veinte de juego, los cadistas empezaron a llegar con más intención al área extremeña. Fue en ese momento cuando Javi Muñoz se convirtió en el héroe de su equipo. Primero, envió a córner tras un gran lanzamiento de Akinsola. En ese saque de esquina, Juanse Pegalajar intentó el gol olímpico, y el cancerbero extremeño tuvo que realizar una gran estirada para despejar. Murillo tuvo el gol en ese córner, pero su remate de cabeza se marchó alto.

El Villanovense, por su parte, sólo llegaba en jugadas aisladas. Su primer saque de esquina se produjo en el minuto veinticinco, después de que la zaga amarilla despejara una falta lejana. Poco después, Anxo probó fortuna en un lanzamiento de falta lejano, que fue despejado sin problemas por Aulestia. Tras esta jugada, fue Moke quien lo intentó para el Cádiz, pero su disparo se marchó muy desviado.

Poco a poco el Villanovense fue sintiéndose más cómodo y el Cádiz jugaba con mayor precipitación. Una precipitación que provocó los primeros pitos de la grada, descontenta con lo que estaba presenciando. Óscar, del Villanovense, había disfrutado poco antes de una de las jugadas de mayor peligro del partido, tras haberse plantado ante Aulestia y haber disparado. El vasco no pudo atajar y despejó a córner.

Los minutos finales del primer período se convirtieron en un carrusel de pérdidas de tiempo por parte de los jugadores del Villanovense. Esto, unido al enrarecido ambiente en Carranza, terminó de descentrar a los cadistas, a los que les costaba bastante generar peligro. En el minuto cuarenta y dos, el colegiado amonestó a Moke y a Lolo.

El primer tiempo finalizó con un lanzamiento de falta favorable al Villanovense que fue blocado sin problema alguno por Oinatz Aulestia. Con el empate sin goles se llegó al descanso, con división de opiniones por parte de la grada.

Tras la reanudación, Jose González realizó el primer cambio del choque, consciente de lo que había en juego. Bebo Akinsola dejó su sitio a Dioni Villalba, que formó con Juanjo en la punta del ataque. La primera jugada del segundo acto fue favorable al Cádiz, pero Juanjo Serrano, dentro del área, se entretuvo demasiado antes de disparar.

Locura goleadora

Poco después, Ikechi disparó a puerta, pero Javi Muñoz despejó a saque de esquina. El córner, botado por el escocés, fue rematado fuera por Juanjo. El equipo amarillo parecía haber empezado más entonado la segunda parte. Y obtuvo su premio en el minuto cincuenta: Dioni Villalba recuperó la posesión y asistió a Góngora, que desde la banda centró. Llegando desde atrás, Juanse Pegalajar remató y marcó. 1-0.

Tras el gol, se produjo un choque entre Óscar Pérez y Narváez, que acabó con ambos precisando los servicios de las asistencias. El jugador del Villanovense fue el peor parado del choque con el asturiano, pues presentó una brecha en la cabeza. Cuando se reanudó el juego, Dioni Villalba envió a las nubes un gran envío desde la banda de Juanse Pegalajar.

En el minuto cincuenta y cinco el Villanovense registró su primer cambio: Narváez le dejó su sitio a Moraga. Tres minutos después del cambio, el conjunto extremeño empató. Fue en un centro desde la izquierda que encontró, completamente solo, a Paulino, que remató a placer. 1-1.

Poco le duró la alegría a los extremeños: dos minutos. Fue lo que tardó el Cádiz en volver a ponerse por delante en el marcador, demostrando que no estaba afectado por el tanto conseguido por Paulino. El autor del tanto fue Dioni Villalba, que desde la frontal del área batió, con algo de fortuna, a Javi Muñoz.

El Cádiz continuó intentándolo, consciente de que el resultado era corto. Primero, por mediación de un centro de Juanse que fue detenido por el cancerbero rival. Después, con un disparo lejano de Góngora. En el minuto sesenta y cuatro, Jose González realizó su segundo cambio: Toti entró por Juanse.

El salmantino dispuso de una buena oportunidad tras un saque de esquina, pero su disparo no encontró portería. Sí la encontró un disparo de Moraga, que Aulestia detuvo en la siguiente jugada. En el minuto setenta, el Villanovense realizó su segundo cambio: Willy entró en lugar del veterano Paulino.

El partido carecía de dueño. El Villanovense cada vez lo intentaba con mayor ahínco. Un disparo lejano de Trinidad generó mucho peligro, que fue blocado por Aulestia. Ikechi Anya contestó a este disparo con otro, pero Javi Muñoz también pudo atajar. El escocés volvió a intentarlo poco después, pero su disparó se marchó rozando el lateral de la red.

Juanjo hace el tercero

Los extremeños agotaron sus cambios a diez del final, cuando Borja entró por Javi Sánchez. Tres minutos más tarde, fue el Cádiz quien hizo su tercer y último cambio: Josemi Caballero entró en lugar de Héctor Yuste. En el minuto ochenta y cinco el Villanovense pudo marcar después de que Willy rematara un balón suelto en el área, pero Aulestia envió a córner.

En los minutos finales era el Villanovense quien atacaba con mayor insistencia. Sin embargo, fue el Cádiz quien logró marcar. A dos minutos del final del tiempo reglamentario. Juanjo Serrano elevó el balón ante la salida de Javi Muñoz para hacer el tercero. Un gol que daba la tranquilidad definitiva.

El colegiado añadió tres minutos sobre el tiempo reglamentario. En el descuento, Góngora fue amonestado por agarrar a un rival. Fue la última acción del partido. Triunfo cadista por 3-1, en un mal encuentro.

 

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *