Los penaltis dejan al Cádiz en Segunda B

De la forma más cruel. Así se quedó el Cádiz Club de Fútbol a las puertas del ascenso a Segunda División: desde los once metros, en una tanda de penaltis que esta vez, dio la espalda a los amarillos. Héctor Yuste, con la posibilidad de poner a los cadistas con ventaja de 3-2 en el quinto lanzamiento, falló. Algo que no hizo Quero, que batió a Aulestia, dándole el ascenso al CD Lugo. cad_lug_08.pngEl decisivo, falla Yuste El Cádiz comenzó consciente de lo que se jugaba. El equipo, esta vez sí, respondió a las expectativas de su entregada afición, apretando desde el primer minuto a un rival desarbolado. El Cádiz tocaba desde atrás, encerrando a su rival y tratando de percutir por las bandas. Especialmente, por la derecha, con unos inmensos David De Coz y David Ferreiro. Colosal, el calificativo que merece Dioni Villalba: grandísimo el juego mostrado por el malagueño en todo momento, asociándose con sus compañeros y desatando el pánico entre la zaga gallega. cad_lug_09.pngAsí, el Cádiz embotelló al CD Lugo y fue llegando con peligro a los dominios de Escalona. Tanta entrega del equipo no tardó en mostrarse: a los trece minutos de juego, el dominio sobre el terreno de juego encontró su equivalencia en el marcador. Ferreiro, llegando desde atrás tras un envío desde la izquierda, batía a Escalona. 1-0: un gol daba el ascenso al Cádiz. Tras el gol, el Cádiz siguió llegando, rozando el gol (como, por ejemplo, con un disparo de Dioni Villalba que se marchó, por muy poco, fuera, dos minutos después del tanto de Ferreiro) Sin embargo, sería el CD Lugo quien obtuviera el premio, prácticamente en la primera ocasión de la que dispuso. Fue en el minuto veintiocho, tras un error de Yuste en la entrega en el mediocampo que aprovechó Ismael para armar el contragolpe. El navarro, cerca del área, asistió a Monti, que no falló en el mano a mano con Aulestia. Cuando parecía que se iba a llegar al descanso con el empate a uno, el mirandés Hermosilla Alaña señaló penalti tras una caída de Góngora dentro del área. El encargado del lanzamiento fue Óscar Pérez, especialista del equipo. El asturiano, que no había fallado en toda la temporada, falló en este momento decisivo. Pese a ello, el equipo no se descompuso y nada más regresar del túnel de vestuarios hizo el segundo gol. Su autor: Dioni Villalba, tras cabecear a la red un servicio de Juanjo Serrano. Un gol que hacía justicia al gran trabajo del malagueño. Un gol más del Cádiz forzaba la prórroga. Un tercero que llegaría en el minuto sesenta y tres, cuando Juanjo Serrano (que ya tuvo un par de ocasiones claras con anterioridad) remataba en boca de gol un envío de Óscar Pérez. Ante esta situación, en el minuto setenta y siete de partido, Jose González sorprendía a propios y extraños al realizar un triple cambio: Moke, Akinsola y Cases entraron en lugar de Óscar Pérez, Juanjo y Dioni Villalba. Una estrategia arriesgada, que no dio resultado. Los cambios no le sentaron bien al Cádiz, que dio un inimaginable bajón físico, cediéndole toda la iniciativa al CD Lugo. Un CD Lugo que fue mejor en los minutos finales del partido y también en el tiempo extra de la prórroga. Belencoso llegaría a tener, en la prórroga, un mano a mano con Aulestia que fue bien desbaratado por el guardameta amarillo. Después, Berodia fallaría otro gol cantado, al tirar por encima del larguero con Aulestia ya batido. Ni Cádiz (muerto físicamente, incapaz de jugar al fútbol debido al agotamiento) ni CD Lugo consiguieron marcar en la prórroga. En los penaltis, una auténtica lotería, la suerte esquivó al Cádiz. Un Cádiz que sólo marcaría sus dos primeros lanzamientos, a cargo de Ferreiro y de Góngora. Un Cádiz que vio cómo Aulestia detuvo dos lanzamientos desde los once metros y que, pese a ello, no conseguía el ascenso. De la forma más cruel, el equipo continuará una temporada más en el infierno de Segunda B. twitter-facebook.png

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *