Los contactos entre el Real Oviedo y Pina desatan las alarmas

Mientras Antonio Muñoz sigue sin dar señales de vida, sin dar la respuesta que espera con ansia todo el cadismo, Quique Pina ha comenzado a negociar con otros equipos un posible desembarco. El murciano puede haberse cansado de esperar una respuesta afirmativa por parte del máximo accionista del Cádiz Club de Fútbol y ha comenzado a buscar clubes que sí acepten los términos por él propuestos. cad_lug_02.png El primer equipo que, de acuerdo con las informaciones llegadas desde tierras asturianas, estaría dispuesto a aceptar el plan propuesto por Quique Pina, es el Real Oviedo. Otro histórico del fútbol español, en horas bajas, que vería con muy buenos ojos el desembarco de Pina y su equipo de inversores. Una llegada que sería en los términos propuestos por Pina tras conocerse el no ascenso del Cádiz a Segunda División: cesión gratuita de las acciones del cuadro carbayón, en manos de Alberto González, a cambio de una compensación económica en el futuro en función de los objetivos cumplidos. Unos acercamientos entre Pina y el Real Oviedo que no han sido desmentidos por el murciano. Todo lo contrario: Pina así lo ha hecho saber en unas declaraciones a Onda Cero Asturias. “Quiero ayudar al Oviedo en lo que haga falta. He recibido muchas ofertas para hacer gestión deportiva. Soy presidente del Granada y colaboro en el Cádiz. No renuncio al Oviedo que no se merece estar en Segunda B. En Cádiz se ha hecho una colaboración parecida a la que se me pide en Oviedo”, declaró Quique Pina en una entrevista a dicha radio. Pina tensa más la cuerda, forzando a un Antonio Muñoz cada vez más solo a aceptar su oferta. Demuestra, con este movimiento, que cualquier equipo de la categoría de bronce aceptaría, de muy buen grado, los términos que le propuso al cordobés en un primer momento. Sin apoyos en el Ayuntamiento, sin apoyos entre aquellos que hasta hace bien poco le respaldaban, con la masa social del club en su contra, la posición Antonio Muñoz cada vez es más incómoda. El cordobés posee una propiedad con una deuda estratosférica (pese a hallarse en Ley Concursal) y sin plantilla. Solo cuatro futbolistas que militaran la temporada pasada en la entidad presentan contrato con el Cádiz para la próxima campaña. La única salida posible, para que el Cádiz continúe siendo viable, es que el cordobés ceda las acciones a Quique Pina, que además le está ofreciendo un trato bastante justo. Es la única salida para que una entidad con más de cien años de historia siga compitiendo la próxima campaña. Parece que lo ve todo el mundo menos él. Ahora, la gran pregunta, es: ¿cederá Antonio Muñoz? twitter-facebook.png

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *