Invitación a creer del Cádiz en La Roda

El Cádiz gana 0-2 gon goles de Jona y Airam

rod_cad_08.jpg

 cadiz_jona_betis2.jpg
 Jona que volvía a anotar, suma y sigue. Siete goles en los últimos ocho partidos.

Pese a todos los triunfos de Claudio, lo cierto es que había cierta intranquilidad por los tres puntos en juego que el Submarino debía de traerse desde tierras manchegas. En el ambiente, la incertidumbre de ver si de una vez el cadismo era capaz no sólo de lograr dos victorias consecutivas a domicilio después de mucho tiempo y, sobre todo, conocer si la plantilla de esta temporada superaba la asignatura de ganar en terreno hostil, llámese de esta manera a los escenarios típicos de la 2ºB. Se empató en un último suspiro en Marbella, se perdió en Villanueva de la Serena y lo que queda hasta el final de liga se parece mucho a lo que esperaba en La Roda.

Comenzaba el Cádiz con un cambio de indumentaria. Camisola negra y calzonas amarillas y comenzaba con ganas, volcando el balón a ambas bandas que en esta ocasión ocupaban Villar y Márquez. Fue un primer tiempo muy movido, con un terreno de juego con un bote muy vivo y que dificultaba el control y propiciaba botes inesperados y muchas pérdidas. Lo más significativo de este primer tiempo que acabó sin goles fueron dos acciones que bien lo pudieron cambiar. Primero un gran disparo desde lejísimo de Javilillo que dio en el travesaño de un ya batido Aulestia y también de un clamoroso penalti de Diego Garrido sobre Fran Machado que inexplicablemente fue señalado como juego peligroso del de Armilla. Penalti de manual que seguramente hará ruborizar al colegiado cuando lo vea repetido.

El Cádiz, no obstante, se veía como superior y dando la impresión de que sabía que en el segundo periodo, en el que tendría el viento a favor, le llegaría la oportunidad de meter el primero y encarrilar el encuentro. Fue la reanudación de completo color visitante. Lo cierto es que el gol tardó en llegar y tuvo que ser como consecuencia de un penalti cometido sobre Andrés y que además suponía dejar a los locales con uno menos por expulsión del lateral derecho Pablo. No lo falló Jona que engañó perfectamente al sevillano Antonio Montiel. En ese momento ya Claudio había retirado a Márquez y a Mantecón para dar entrada a Airam y Oscar Rubio. Una buena decisión del entrenador valenciano pues Machado fue el que dio el pase a Andrés en el penalti mientras que Rubio fue más incisivo en el ataque por su banda.

El gol lo notó La Roda que apenas inquietó a Aulestia. Solo lo exiguo de la renta permitía dudar por un resultado a pesar de que tanto Navarrete, como Airam, Villar o Espinosa desperdicieron ocasiones claras para hacer el 0-2, un gol que llegó cuando nadie esperaba en el minuto 94, después de que el delantero canario enganchará un soberbio zurdazo desde una posición escorada a la izquierda.  Ni siquiera hubo tiempo después para sacar de centro. Un suma y sigue para el Cádiz que pese a no recortar con el lider le sirve para seguir invitando a creer a su fiel parroquía, que ya espera otro paso de tres el próximo domingo ante el Marbella de Pablo Alfaro.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *