El Cádiz pierde con el Real Oviedo: el ascenso tendrá que esperar

EL Cádiz tendrá que esperar a recorrer el camino largo para conseguir el ascenso a Segunda División. El Submarino Amarillo cayó derrotado en Carranza ante el Real Oviedo por 0-1, resultado que da el ascenso al cuadro carbayón. Ahora, los pupilos de Claudio Barragán deberán esperar a la disputa de otras dos eliminatorias para regresar a la categoría de plata del fútbol español.

Ante un Carranza repleto y con un ambiente espectacular se presentó el Submarino Amarillo, con novedades en el once con respecto al duelo de ida en el Carlos Tartiere. Claudio Barragán salió con dos delanteros, en detrimento de Fran Machado que fue titular en el estadio ovetense. El conjunto cadista buscaba mayor pegada, y de hecho tuvo algún acercamiento peligroso al área de Esteban.

Sin embargo, fue el Real Oviedo el equipo que estuvo más cómodo sobre el terreno de juego durante los primeros compases de juego. Volcando el juego por el costado diestro, con Susaeta en estado de gracia, los de Sergio Egea buscaban poner en aprietos a la zaga cadista. Un equipo amarillo que tuvo muchas dificultades para sacar el balón jugado desde atrás, cometiendo algunas imprecisiones en la entrega que pudieron haber costado caro.

Mediada la primera parte, Kike Márquez asumió el peso ofensivo del Cádiz. El sanluqueño rozó el gol en dos ocasiones. La primera, con una falta escorada que lanzó directamente a portería, en lugar de buscar un rematador. El larguero escupió la pelota, ante un sorprendido Esteban. La segunda, tras protagonizar una grandísima jugada personal: desde la frontal del área lanzó un peligroso disparo, que despejó el cancerbero carbayón a córner.

En la segunda mitad, todo cambió. La presión se adueñó de un Cádiz incapaz de hilvanar el juego y a merced del Real Oviedo, que con más empuje ponía cerco a la portería de Aulestia. Así, en una jugada a balón parado, llegó el gol que dio el ascenso a los asturianos. David Fernández remataba demasiado solo en el área para poner el 0-1 en el marcador del Ramón de Carranza.

Con mucho por jugarse aún, el Cádiz no tuvo la pausa necesaria para conseguir un gol que forzara la prórroga. Claudio Barragán movió ficha, tratando de reestructurar al equipo con las entradas de Hugo Rodríguez y Fran Machado. Los amarillos, con más corazón que cabeza, intentaron igualar, sin éxito. De hecho, fue el Real Oviedo el que estuvo más cerca del gol, pero un disparo de Linares fue repelido por el poste.

En los últimos compases, el Submarino Amarillo lo intentó, pero no consiguió anotar. Jona Mejía probó fortuna con un disparo que repelió la zaga visitante, Jon Ander Garrido hizo lo propio en una jugada a balón parado. Hasta Aulestia, a la desesperada, subió a rematar un saque de esquina. Desgraciadamente, ninguno de estos intentos tuvo éxito y el Cádiz tendrá que esperar para festejar el ascenso.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *