El Cádiz no juega a nada y sigue a pasitos de uno

 cad_ceu_09.jpg
 «Nos da igual el campo, como si es de albero» declaraba Jose el viernes.Tras el partido ha sido su primera justificación a un punto con el que pocos contaban.

Tercer partido de la temporada, con la obligación para el Cádiz de conseguir el primer triunfo del año. Tras dos empates consecutivos, los amarillos debían doblegar al Sporting Villanueva Promesas a domicilio para no perder demasiada comba con los puestos cabeceros del Grupo IV. Por su parte, el conjunto local, que jugaba por vez primera esta campaña ante su público, había firmado un comienzo más que digno, tras poner en serios aprietos al Sevilla Atlético en la segunda jornada. El Cádiz no sólo tenía que preocuparse de los once jugadores del Sporting Villanueva, sino del césped, que se encontraba en muy malas condiciones.

Jose González recuperaba a los sancionados Baquero y Yuste para este encuentro. El once alineado por el gaditano estuvo integrado por Aulestia bajo palos, De Coz, Baquero, Goikoetxea y Góngora en la línea defensiva,  Moke y Óscar Pérez en el doble pivote, Ferreiro y Toti en los extremos y con Akinsola y Juanjo en la punta de ataque. Destacaba la presencia de Moke en el doble pivote, en detrimento de Héctor Yuste. También, el hecho de que se jugara con dos delanteros, como en la primera jornada contra el Jaén.

Con el inicio del encuentro, se evidenció que iba a ser difícil tocar en el Municipal de Villanueva del Fresno, dadas las condiciones del césped. En los primeros cinco minutos de juego el equipo amarillo dispuso de dos faltas a su favor, lejanas. La primera se sacó sin consecuencias, la segunda fue cabeceada fuera por Akinsola. El Sporting Villanueva, en estos primeros compases, se limitaba a desplazar en largo el balón, sin causar demasiado peligro.

Partido complicado

cad_ceu_04.jpgLa jugada de mayor peligro fue favorable a los locales: David Pino centró y metió el balón en el punto de penalti del área cadista. Pedro Baquero dudó, y el peligró se cortó gracias al buen hacer de Goikoetxea. Al Cádiz le costaba llegar a los dominios de Camacho. Sólo lo hacía a balón parado y no de forma muy acertada, pues Góngora erraba en los saques de falta. Volvió a inquietar el Sporting Villanueva en otra jugada por banda: centró Quique Vázquez buscando a David Pino dentro del área, pero Aulestia se mostró muy seguro y blocó antes de que el envío encontrara a su rematador.

El primer tiro a puerta del Cádiz fue de Toti, a los veinte minutos de partido. El salmantino intentó sorprender a Camacho con una vaselina lejana, pero el portero estaba bien colocado. Poco después, el Cádiz, en un saque de esquina, protestó una posible mano de un defensor verdiblanco dentro del área, tras un remate de Juanjo. Poco a poco el Cádiz fue estirándose más, combinando con dificultad y llegando al área rival. Toti metió un pase en profundidad buscando a Akinsola, pero cuando el nigeriano iba a disparar a puerta un zaguero le arrebató el esférico. El propio Toti volvería a probar fortuna en la siguiente jugada, pero su disparo se marchó por encima del larguero.

Sin embargo, quien más sensación de peligro daba seguía siendo el Sporting Villanueva. En una jugada aislada, Baquero cerca estuvo de introducir el balón en su propia portería. Afortunadamente, esto no se produjo, pues el despeje del onubense dio en el poste. Moke despejó el peligro.

Los últimos compases de la primera parte estuvieron carentes de oportunidades. Moke realizó el último disparo cadista, que fue despejado por la zaga. A los amarillos les costaba mucho hilar juego, tanto por culpa del estado del terreno de juego como por culpa de la agresividad de los futbolistas del Sporting Villanueva. Con 0-0 se llegó al descanso.

cad_ceu_13.jpgLas mejores ocasiones, locales

Tras la reanudación, el Sporting Villanueva gozó de una clara oportunidad. En un balón largo al área, controló dentro del área David Pino, que disparó a puerta. Sin embargo, Aulestia, en una brillante intervención, evitó el gol al despejar con los pies. Dudi, tras una falta rechazada, estampó el balón en el poste. Había comenzado con mayor intención el conjunto local que el Cádiz.

Jiménez Moreno amonestó, en el minuto cincuenta y uno de partido, a Pedro Baquero. Era la primera cartulina del partido y fue por una protesta del zaguero onubense. Los cadistas volvieron a protestar un penalti sobre Juanjo, después de que el ariete fuera empujado dentro del área por un defensor verdiblanco. Sin embargo, el colegiado no pitó nada. Descontento con lo que veía, Jose González realizó el primer cambio del partido en el minuto cincuenta y cinco: sustituyó a Akinsola y le dio entrada a Dioni.

Toti volvió a ensayar disparo tras un buen centro de Dioni. Su lanzamiento se marchó fuera y tal vez debería haber dejado el cuero a Óscar Pérez, que llegaba con mejor posición de disparo. El ovetense tuvo una oportunidad dos minutos más tarde: a la salida de un córner, pero su disparo se marchó alto.

El Sporting Villanueva estaba más asentado, mucho mejor colocado y más cómodo que el Cádiz. Los amarillos eran incapaces de inquietar a su rival, que había disfrutado de las mejores oportunidades del encuentro. Lezaun fue el segundo jugador en ver la amarilla, después de haber realizado una dura entrada por la espalda a Óscar Pérez. La falta, botada por Góngora, fue despejada de puños por Camacho.

Ferri realizó su primer cambio: quitó a David Pino (de los más acertados del equipo) por Zapata. También Jose González aprovechó para hacer su segundo cambio: se marchó Toti y entró Pedro Barrancos. El murciano recibió una dura falta por parte de dos jugadores del Sporting Villanueva, que no merecieron cartulina para el colegiado. Antes del saque de esa falta, Moke fue sustituido por Héctor Yuste.

El Cádiz protestó otro posible penalti por manos dentro del área, pero Jiménez Moreno no señaló nada. Ferreiro también intentó disparar a portería, pero Camacho blocó sin problemas. En los minutos finales, el Sporting Villanueva agotó sus cambios: primero se marchó Belforti por Bony; en el descuento, se marchó Silva para dejarle su sitio a Nando.

No hubo tiempo para más. El Cádiz, incapaz de jugar a algo en todo el partido, acabó sumando un tercer e infructuoso empate en el Municipal de Villanueva del Fresno. Un punto más que válido para el Sporting Villanueva, pero que no servía a los intereses cadistas. Tres puntos en tres partidos.

 

Autor:Diego Manuel Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *