Dupla letal


 cad_elc_04.jpg
 Tristán, tapado, marcó de cabeza el segundo al Elche. Antes lo hizo Bartho. cad_elc_07.jpgcad_elc_05.jpgEspárrago ha encontrado su pareja goleadora en el mejormomento de la temporada.

Siempre es importante que los delanteros tengan la puntería afinada, pero quizás, es en el tramo final de competición cuando esa importancia se multiplica exponencialmente. Ser seguro atrás y contundente en ataque es una garantía de éxito en los partidos finales del campeonato, aquellos en los que hay que terminar de dar el todo por el todo y en los que suelen decidirse el éxito o el fracaso de los equipos. Es por ello que el buen momento de forma que experimenta la dupla Ogbeche-Tristán en estas últimas jornadas resulte vital para el Cádiz. Entre los dos han marcado los goles del equipo en tres de los cuatro últimos compromisos ligueros, no llegando a ver puerta ante el Murcia. Ogbeche ha anotado tres goles, siendo el Elche, Las Palmas y el Gimnástic de Tarragona sus víctimas. Por su parte, Diego Tristán ha marcado en dos ocasiones: ante el Elche y el Gimnástic la pasada jornada. Los goles del delantero nigeriano han significado cuatro puntos para el Cádiz y los del jugador de La Algaba, tres. Son goles de oro, goles que valen puntos y ganan partidos. Parece que ahora, en el final de la Liga Adelante, esta pareja empieza a dar sus frutos, dando un rendimiento mayor que el dado en la primera vuelta del campeonato, cuando Javi Gracia decidió alinearlos juntos. En aquella ocasión Ogbeche no vio puerta en los tres partidos que está pareja de ataque disputó, mientras que Tristán anotó dos goles. Su compromiso con el equipo cada vez es mayor y está fuera de toda duda. No sólo trabajan a nivel ofensivo: también se han erigido en la primera línea de presión del equipo cuando toca defender. Su lucha con los zagueros rivales es constante, tanto para disparar a puerta como para habilitar a sus compañeros para que realicen jugadas de peligro. Se trata, además, del éxito de dos futbolistas que en algunos momentos se han visto cuestionados por el aficionado y que ahora demuestran que son válidos para este equipo a base de casta y goles.Bartholomew Ogbeche estuvo fuera del equipo varios meses por una misteriosa lesión de pubis que alimentó rumores sobre su compromiso con el proyecto amarillo al creerse que había firmado con otro club para la próxima temporada. Sin embargo, desde que estuvo nuevamente disponible ha sido un fijo para Víctor Espárrago: formó pareja de ataque con Toedtli, luego jugó como único punta y ahora, comparte delantera con Tristán. Desde que retornó al equipo su compromiso fue más que patente: bregaba con los defensas rivales, abría espacios para sus compañeros, disparaba a puerta. Sólo le faltaba el gol. Un gol que llegó ante el Elche, para abrir la lata y superar la gran labor del cancerbero Caballero. Desde ese gol, el nigeriano ha marcado dos más, que le han encumbrado como máximo artillero del Cádiz esta temporada, aunque empatado con Enrique. El caso de Tristán ha sido diferente. No ha habido lesión alguna, sino que su ausencia del equipo se ha visto motivada por su intermitencia en el juego. Siempre fue un jugador intermitente, capaz de lo mejor y de lo peor. En el Cádiz el sevillano ha mantenido esa tendencia. Con Gracia le costó mucho, pero logró afianzarse en el once titular. Víctor Espárrago ha contado con él para darle descanso a Toedtli antes de que el argentino cayera lesionado. Como el propio Tristán reconoció en rueda de prensa tras el partido con el Elche, llegó a preguntarse si en algún momento volvería a disfrutar de minutos con el equipo. El partido contra el equipo ilicitano lo encumbró y le devolvió gran parte de la confianza del técnico. Entró como revulsivo en el segundo tiempo y revolucionó el partido, anotando de cabeza el segundo gol del encuentro. Antes el Gimnástic de Tarragona cuajó uno de sus mejores partidos como cadista: asistió a Ogbeche en el primer gol, supo colocarse para marcar el segundo y en todo momento su entrega fue total. Hasta la fecha suma seis goles con el Cádiz, los mismos que Toedtli. Su aportación y su entrega será vital ante una Real Sociedad que viene a Carranza a certificar su ascenso a Primera División – siempre que pierda el Betis – tres años después de su descenso. Tendrán que enfrentarse a centrales como Labaka o Ansotegi. Pero el objetivo, está claro: batir a Zubikarai, intentar sumar y demostrar que forman una de las duplas más determinantes del tramo final de Liga.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *