Miguel Rivera: el veterano del grupo

 g74_rivera.jpg
 Miguel Rivera en la sala de prensa después de un Granada 74 vs Cádiz CF de la 08-09

El próximo domingo Miguel Rivera cumplirá su partido número tresciento cincuenta como entrenador en Segunda B. Es, con diferencia, el mister actual del grupo IV con más partidos en activo. De ellos, bastantes más de la mitad (175) en el Ecija Balompié, un club donde ha estado en dos etapas, la última de ellas que acababa este verano.

Su primer club fue el actual Cartagena. En la ciudad departamental llegó a enfrentarse al Cádiz en la 02-03, la temporada que acabó con ascenso en la liguilla del Juan Güedes, Las Gaunas y Miniestadi. En uno de esos partidos caía derrotado por 1-0 con gol final de Matías Pavoni a falta de poco para el final. De hecho fue en la vuelta, celebrada en tierras murcianas y que acabó con empate a cero, el último partido de aquella liga regular, previa a la fase de ascenso.

La liga 03-04 la completa en Melilla. Deja al equipo en una más que cómoda séptima posición, en una plantilla en la que destacaban hombres como Iñigo Ros o los argentinos Güede o Dessotti. A la siguiente, el mister malagueño firma por el Ecija Balompié. Allí en San Pablo está durante tres temporadas consecutivas, la 04/05, la 05/06, la 06/07. Es en la segunda de ellas cuando mejor acaba, en una quinta posición. En las otras queda en mitad de la tabla, sin problemas clasificatorios. Dejó muy buen sabor en tierras astigitanas haciendo olvidar a Paco Chaparro, su antecesor. A él le relevó José María Nogués, una vez acabado su primer ciclo en Ecija.

La liga 07/08 también cambia de colores y de provincia. Esta vez al Aguilas de Murcia al que deja situado en una más que meritoria quinta posición. Allí coincide con Tariq Spezie. La 08/09 dirige al Granada 74, club que con múltiples problemas económicos tras el descenso de la anterior temporada lo despide en la jornada 22º, precisamente una semana después de que Cristián se llevará con un postrero gol de cabeza los tres puntos de Pinos Puente, lugar donde los de Carlos Marsá eligieron como feudo local. La 09/10 también la volvía a completar en tierras murcianas, en el Caravaca. Allí coincidió con el ahora cadista Dioni. El mister malagueño fue de los que siempre apostó por su paisano. Con 20 años jugó 34 partidos y marcó 11 goles. El Caravaca quedó situado a final de liga en el puesto 11º.

La 10-11 es la primera vez que marcha al centro de España. Allí se hace carga de un interesante proyecto, el del Leganés, aunque le llega la segunda destitución y por el momento última de su carrera en la jornada 21º. Allí coincide con Alvaro Zazo (Guadalajara) o Nacho Aznar (Melilla).  Las dos siguientes temporadas las completa de nuevo en el Ecija. La primera de ella, en la primera ocasión que no coge a un equipo a principios de temporada es el elegido para sustituir a Lucas Cazorla cesado en la jornada 19º. Deja al equipo situado en el puesto 15º, fuera de promoción y de descenso. En la siguiente, la pasada temporada, empieza y termina y acaba en 8º posición con 53 posición. Su no continuidad en el Ecija para esta campaña fue una sorpresa, aunque ya por entonces se hablaba de que el proyecto económico que se le presentó no daba buena espina. Los resultados cosechados le están dando la razón.

Ha estado parado hasta el mes de enero, donde la mala racha de resultados del filial almeriense ha propiciado que Alberto Benito haya reparado en un técnico de sobrada capacidad en la división de bronce. Sus números lo dicen todo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *