Los técnicos de los filiales del Grupo IV, con acción en el primer equipo

3cad_cor_16.JPG 

A excepción del Sevilla Atlético, los otros cuatro filiales del Grupo IV de Segunda B han visto cómo, en algún momento de la temporada, sus entrenadores eran llamados por el primer equipo. La temporada 2014-2015 ha resultado convulsa para estos conjuntos, que buscaron en el técnico del filial una solución de emergencia, mientras encontraban otro técnico que se hiciera cargo del primer equipo. Así, durante la temporada, Miguel Rivera, Merino, Joseba Aguado y José Antonio Romero han sido llamados para entrenar en categoría superior.

De los cuatro técnicos que asumieron el control del primer equipo durante un tiempo, el único que ha permanecido al frente del mismo ha sido José Antonio Romero, en el Córdoba. Precisamente, fue el último técnico del filial en subir al primer equipo, para intentar reconducir la situación. Los filiales del Grupo IV de Segunda B no han terminado de conseguir buenos resultados en los partidos en los que su entrenador ha estado ausente.

El primero en ser llamado por el primer equipo fue Merino. El técnico del Betis B subió al primer equipo verdiblanco en Segunda División en la decimoquinta jornada de competición. Hasta la contratación de Pepe Mel, Merino permaneció cuatro encuentros en el primer equipo. Cuatro partidos en los que el filial bético consiguió unos resultados aceptables, aunque con algún tropiezo inesperado. Y es que el conjunto verdiblanco sumó siete puntos de 12 posibles: el 58,33% del total. Sin Merino, el Betis B perdió con Balompédica Linense (1-2) y empató ante el Lucena (0-0). En los dos últimos encuentros sin su técnico, consiguió los tres puntos: ante Cartagena (2-0) y Córdoba B (1-2).

Miguel Rivera, técnico del Almería B, fue llamado para tomar las riendas del primer equipo para enfrentarse al Real Madrid, en la decimoquinta jornada de competición en Primera División. El Almería perdió aquel encuentro por 1-4. Tampoco logró la victoria el filial rojiblanco en ausencia de su técnico. Los almerienses se enfrentaron al Granada B en Los Cármenes, perdiendo por 2-0. Tras ese encuentro, el Almería contrató a JIM y Miguel Rivera regresó al filial.

El tercer entrenador de un filial del Grupo IV en dirigir al primer equipo en Liga fue Joseba Aguado. El técnico se hizo cargo del Granada tras la destitución de Joaquín Caparrós, para la decimonovena jornada de competición en Primera División, ante el Atlético de Madrid. Los nazaríes perdieron por 2-0 ante el vigente campeón de Liga. También cayó derrotado el filial esa jornada, ante el Cartagena: 3-0. Tras ese duelo, Joseba Aguado regresó al Granada B.

El último fue José Antonio Romero, que debutó con el Córdoba ante la Real Sociedad en la vigésimo octava jornada con derrota (3-2). Al contrario que en el resto de casos, esa jornada el filial blanquiverde sí logró sumar los tres puntos. Su sustituto, Luis Carrión, se estrenó con victoria ante el CD El Palo por 1-2.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *