Los cerrojos del futuro campeón


numancia_alvaronunez.jpg Alvaro Núñez, arribay Jacobo Sanz abajo.El ex del Pucela será el escolloa salvar el domingo6157.jpg

Subir a Primera división es como hacer un buen cóctel. Muchos ingredientes y todos en su justa medida. Unos compensan a otros, y si es cierto que una plantilla de calidad ayuda bastante no lo es todo. ¿Qué ocurriría si se lesiona una o dos piezas claves en momentos claves de la temporada? El Club Deportivo Numancia también ha sorteado con nota esta importante faceta. Salvo los lógicos contratiempos semanales de golpes y demás, no se ha visto afectado por ninguna lesión de gravedad durante la campaña. Si acaso, una de las pocas que ha tenido, la de Jacobo Sanz (26 partidos, 23 goles) cancerbero titular durante gran parte de la liga, hubiera podido tener mayor repercusión de no tener a todo un experto seguro bajo los palos. Con la lesión el lugar lo ocupó Alvaro Adrián Núñez. Portero nacido en Rivera, Uruguay, el 11 de mayo de 1973, es historia viva en el Numancia, no en vano permanece desde 1999 cuando llegó a Los Pajaritos para disfrutar de la 1ª temporada en la élite de los granates. Por él pagó el Numancia 65 millones de los de entonces por un jugador que era reserva de la selección uruguaya. Procedía del Rentistas de su país. No ha sufrido mucho el bloque de Arconada la lesión de su portero titular. Con Núñez, siete partidos como titular, sólo ha encajado cuatro goles. Frente al Cádiz será el quinto encuentro que dispute Jacobo tras su reaparición en San Sebastián.  Una de las grandes revelaciones esta liga firmó este verano con el Numancia para las dos próximas temporadas, si bien el Real Valladolid se reservaba una opción de compra sobre el jugador. Se da el dato curioso que el cancerbero vallisoletano vivirá dentro de muy poco un segundo ascenso de forma consecutiva. Con 25 años cumplidos, ya participó en el Real Valladolid de Mendilibar que arrasó en la pasada campaña, si bien estuvo a la sombra de Alberto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *