Falete, ante el reto más ambicioso de su carrera

lucena_falete.JPGSe encuentra quizás, esta temporada, ante su mayor reto. Tras haber dirigido, con anterioridad a Villanueva, Guadalajara y al Lucena, esta campaña Falete tiene en el conjunto cordobés el mayor reto de su carrera. No la permanencia en la división de bronce, como en años anteriores. Esta vez, el técnico cordobés tiene ante sí un reto más ambicioso: pelear por el play-off de ascenso.Tras haber ocupado la subsecretaría técnica del Cartagena, debutó en un banquillo en Segunda B en la temporada 2005-2006, como técnico del CD Villanueva. En su primera aparición en el Grupo IV, tenía como objetivo fundamental la permanencia en la categoría. La consiguió, sin recurrir, además, a la promoción. El Villanueva finalizó la temporada en decimosexta posición, con cuarenta y seis puntos. Logró la permanencia a pesar de haber incurrido en alineación indebida en un encuentro contra el Águilas, que se le acabó dando por perdido por 0-3. Volvió a sentarse en un banquillo en la temporada 2007-2008. En esta ocasión, le tocó entrenar en el Grupo II, donde quedó encuadrado el Guadalajara. Los alcarreños, en su retorno a la división de bronce, cumplieron con el objetivo marcado: la permanencia. Octavo clasificado en el Grupo II, a dieciocho puntos de un descenso que marcó el Logroñés. Debido a su buen hacer, permaneció la temporada siguiente en el equipo alcarreño, que quedó inscrito en el Grupo IV. Sin embargo, no pudo terminar la temporada. Fue destituido en la trigésimo primera jornada, a pesar de haber goleado al Linares a domicilio (0-3) y de tener al Guadalajara en una más que cómoda novena posición. No volvió a entrenar hasta la temporada pasada. Le llamó el Lucena, que buscaba terminar de asentarse en la división de bronce. De su mano, los lucentinos acabaron en décima posición, su segunda mejor clasificación desde que militan en Segunda B. Este año, el objetivo para el Lucena era más ambicioso, sin contentarse sólo con la permanencia. Por el momento, su equipo se encuentra en la línea adecuada. Su gran inicio de temporada, acompañado del hecho de que esta temporada el Grupo IV sea menos exigente que otros años, minimizó la peor racha del Lucena esta campaña. Los cordobeses estuvieron siete jornadas consecutivas sin ganar. Desde el trece de noviembre de 2011 (cuando vencieron al Jaén) hasta el veintidós de enero (cuando vencieron al Roquetas. De aquellos siete encuentros, el Lucena empató seis y perdió uno. En total, logró sumar seis puntos de veintiuno posibles. Y a pesar de esta sangría de puntos, sigue en la pomada, relativamente cerca del Cádiz, líder y rival esta semana. Cuatro puntos distancian a cadistas y cordobeses. Si el Lucena llegara a ganar, la pugna por el liderato estaría muy emocionante. Invicto en CarranzaEl Ramón de Carranza es un estadio que no se le da mal a Falete. Ha jugado allí dos veces. En ninguna de ellas, sus equipos han sido derrotados. Su primera visita fue en la temporada 2008-2009, como técnico del Guadalajara. Los alcarreños dieron la sorpresa, al vencer por 1-2 en el coliseo cadista. La segunda visita, la temporada pasada con su actual equipo, acabó en empate. 1-1. twitter-facebook.png

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *