A solas con Héctor Berenguel

POLI_hector.jpg Debutó al frente del banquillo del Poli Ejido en la decimocuarta jornada de Liga. Su equipo se enfrentaba en un derbi almeriense al Roquetas. Duelo de equipos necesitados. Los roqueteros se llevaron los tres puntos, gracias a un gol de Juanje, en el segundo tiempo. Héctor Berenguel debutaba como entrenador en el Grupo IV de Segunda B.Lo hacía en un Poli Ejido inmerso en una situación complicada, siendo además el tercer entrenador de una entidad con problemas de cobro. Aceptó el reto, “porque me gusta el fútbol”. Una profesión en la que destacó como futbolista. Defensa, pasó por Elche, Sevilla, Deportivo de la Coruña o Mallorca. Campeón de Copa del Rey en el famoso “Centenariazo” de los coruñeses en el Bernabéu. También ganó una Supercopa, al Valencia, un año más tarde. Como futbolista, tuvo la oportunidad de pasar por las manos de técnicos como Castro Santos, Joaquín Caparrós, Irureta o Gregorio Manzano. “Yo siempre me intento quedar con lo bueno de cada uno, no destacaría a ninguno en especial”, reconoce Héctor Berenguel, en declaraciones a Cadistasfinos.com. “Me gustaría que mis equipos dominaran los partidos por medio de mantener la pelota”. Un estilo de juego que, por el momento, no ha conseguido imponer en el Poli Ejido. Su Poli Ejido despidió 2011 goleado por el Sevilla Atlético: 0-3. Inicia 2012 en Carranza, ante el flamante líder del Grupo IV. “Sí, por supuesto iremos a competir”, contesta sin dudar Héctor sobre el partido de esta jornada, aún en el aire por la situación por la que atraviesa su equipo. Un equipo en el que futbolistas como Dani Miguélez, Juanito Argudo o Fran Cortés tienen un papel fundamental, como no duda en reconocer el técnico almeriense: “tienen mucho peso dentro del vestuario y fuera”.Del Cádiz destaca Héctor Berenguel que se trata de “un equipo con pegada y al que es difícil hacerle goles”. A pesar de lo desigual, sobre el papel, del choque, el entrenador del Poli Ejido cree que su equipo puede sacar algo positivo de Carranza “no teniendo fallos graves y no dejándole espacios”. Una receta que aplicó con éxito La Unión. O, ya lejos del coliseo cadista, el Sporting Villanueva Promesas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *