Tres cambios de una tacada: Moke, Akinsola y Cases


 cad_lug_01.png

Corría el minuto setenta y siete y el Cádiz mandaba por 3-1 en el marcador. El equipo comenzaba a mostrar signos de agotamiento, y todo parecía que se iba a decidir en la prórroga, que al término de los noventa minutos reglamentarios no se sabría quién ascendería a Segunda División. Llegados a esta fase del partido, Jose González tomó una decisión arriesgada, difícil de comprender: un triple cambio. El técnico cadista, en la grada, decidió realizar este arriesgado movimiento, quizás tratando de ganarle la partida al CD Lugo en el terreno físico, antes de que se llegara al tiempo extra. Los sustituidos fueron Óscar Pérez, Dioni Villalba y Juanjo Serrano. En su lugar, ingresaron en el terreno de juego Wilfried Moke, Cases y AkinsolaDe los tres, el mejor fue Moke. El franco-congoleño se mostró serio en las labores defensivas, sin complicarse la vida en exceso, ofreciendo soluciones en momentos complicados. Jose González buscaba un plus físico con estos cambios y Moke se lo ofreció. Llegó incluso a gozar de hasta dos claras ocasiones de gol en la prórroga que no supo materializar. Peor le fueron las cosas a los otros dos recambios. Akinsola apenas aportó cosas en ataque, dejando claro que su suplencia está más que justificada. Sólo un acercamiento de peligro, tras una asistencia de Ikechi en la que Escalona se anticipó con acierto. Tampoco estuvo bien Cases, que dejó claro que resulta inexplicable el obcecamiento de Jose González en alinearlo como titular partido tras partido. Poco comprensible resulta que sustituyera a Dioni en el partido decisivo cuando acababa de perder la titularidad por no dar la talla en los anteriores. Lo cierto es que el Cádiz perdió bastante con los cambios, que no salieron como era esperado. A esta precipitación a la hora de realizar los tres cambios, se le unieron los problemas físicos que evidenciaron bastantes futbolistas: De Coz, Yuste, Pedro Baquero El Cádiz llegó muy justo de fuerzas al final. Jose González, al que se le ha criticado en muchos momentos que no se arriesgaba, se arriesgó de la peor manera y en el peor momento. ¿Ante este posible panorama, no hubiera sido más recomendable guardar los cambios para más adelante? ¿Pensar que, dada la exigencia del partido, los jugadores podrían acabar acalambrados? ¿Escalonar los cambios, como hizo Quique Setién? El cántabro metió a sus hombres de refresco en el momento justo, y algunos de ellos marcaron la diferencia en la prórroga. Berodia tuvo dos claras ocasiones para marcar y Zarandona fue todo un seguro en el mediocampo, cortando todo balón que llegaba para lanzar otro ataque del CD Lugo. Se realizó una mala gestión de los cambios y el equipo acabó cediéndole la iniciativa al conjunto gallego en el tramo final del larguísimo partido de vuelta en Carranza. Quizás, esta vez, Jose González se precipitó más de la cuenta en su decisión. twitter-facebook.png

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *