Siete minutos de riesgo extremo

 cad_bal_09.png
 Tomás, que completó otra buena actuación, fue el elegido como cambio para volver a dejar al equipo con ocho fichas profesionales. Justo tras el 2-1 de Indiano fue relevado.

Monteagudo había en la previa otorgado enorme trascendencia al partido con la Balona. Para el manchego era vital que los tres puntos se quedaran en Carranza y una decisión suya tomada durante el encuentro marca a las claras que no le importó arriesgar el punto que por entonces tenía en el marcador.

Minuto 79. Entra Diego y se retira Juan Viyuela. En ese justo momento el Cádiz se encuentra justo en el límite que permite el reglamento, con sólo siete futbolistas con ficha profesional en el terreno de juego (Aulestia, Domingo, Moke, Indiano, Adrián Gallardo, Pablo y Belencoso). El resto, hasta completar los once, lo forman futbolistas con ficha sub23 o del Cádiz B. Son los casos del propio Diego, Albentosa, Fall y Tomás Sánchez.

Monteagudo lo sabe perfectamente como ha declarado durante la semana, pero entiende que es un riesgo que debe asumir. En ese momento Belencoso era el único futbolista en el campo con tarjeta amarilla, por lo que el riesgo de quedarse con uno se minimiza bastante, además de que apenas queda algo más de un cuarto de hora de partido.

Había que marcar y el revulsivo que podía suponer Diego se antojaba como necesario desde la grada. También lo vio así el banquillo, pese a que una lesión o expulsión de los siete “mayores” hubiera sido castigada durante la semana con la temible “alineación indebida”.

El entrenador cadista se guardó una carta bajo el brazo, otro cambio, con el que “dar marcha atrás” en caso de que llegara el gol. La jugada le salió perfecta. Por eso a nadie extrañó que en la celebración del 2-1 de Indiano, ya se le había dado órdenes a Diego Bermúdez para que saltara al campo. El sustituto, cantado, Tomás Sánchez. De esta forma el Cádiz aguantaría hasta el final con ocho fichas profesionales sobre el campo, una más de las requeridas.

twitter-facebook.png

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *