Se cumplió el guión de los últimos partidos contra el Roquetas

Mal partido el de esta jornada en el Ramón de Carranza. Un mal encuentro, en el que se cumplió el guión de los dos últimos partidos entre Cádiz y Roquetas. El conjunto roquetero golpea primero, adelantándose en el marcador. A continuación, el Cádiz empata, consiguiendo la remontada antes de que el choque terminara. cad_roq_12.jpgCallejón, el mister almeriense. No pudo cambiar el guión. Así se desarrolló el Cádiz-Roquetas de la temporada pasada. Gol de Robles, para los roqueteros y remontada cadista, gracias a los tantos de Pachón y Velasco. Así se desarrolló el encuentro de la primera vuelta entre ambos conjuntos, celebrado en Los Bajos. Manolo Pérez adelantó a los almerienses, empatando a posteriori Prats en propia puerta. El gol de la victoria cadista fue de Óscar Pérez.Dicen que no hay dos sin tres. Tal vez, por ello mismo, el guión de los dos últimos encuentros se repitió. Juanje, con un auténtico golazo, adelantó a los roqueteros, que se dedicaron a esperar atrás, parapetados, tratando de defender un gol que, si bien era difícil que les valiera tres puntos, bien podía significar uno. A ese gol se amarró el conjunto de Pepe Callejón cuando empató Juanjo Serrano. A ese gol se amarró el Roquetas en la segunda mitad.Finalmente, se hizo bueno el guión de los últimos encuentros y el Cádiz se impuso gracias a un tanto de Pedro Baquero. Tres puntos importantes para los amarillos, que recuperan la distancia cedida la pasada jornada con Balona y Lucena. Tras el empate de ambos conjuntos esta jornada (los balonos con el Puertollano, el Lucena con el Lorca Atlético) el Cádiz vuelve a tener un colchón de siete puntos más el goal-average. Una distancia que debe ser conservada en los nueve partidos que le restan al Cádiz para dar por finalizada la fase regular. Una distancia que tiene que ser más que suficiente para conseguir el primer objetivo de la temporada: el liderato en el Grupo IV. Por el momento, el Cádiz pasa a ser el segundo líder de todos los grupos de Segunda B con mayor distancia sobre sus perseguidores. Sólo le supera el Atlético Baleares, del Grupo III, que tiene once puntos de ventaja sobre el Orihuela. Quizás esa es la única lectura posible de este encuentro. Se ganó, que era lo importante. Se aprovechó el tropiezo del rival y se sumaron tres puntos vitales. El juego exhibido por el Cádiz ante el Roquetas, merece capítulo aparte. Un Cádiz gris, sin ideas, lento, que no fue capaz de meterle al partido la intensidad necesaria y que no impuso su superioridad ante un pobre Roquetas. A pesar de ello, los roqueteros metieron el miedo en el cuerpo a la parroquia cadista, con un disparo de Mara que se marchó fuera por poco. Tal vez por eso, antes del gol de Baquero, la grada, cansada, pitó a sus jugadores. Un Cádiz que gracias a su pegada, consiguió la victoria final sin llegar a merecerlo del todo. Un Cádiz que, con los datos en la mano (jornadas sin perder, puntos conseguidos, distancia sobre los perseguidores) da muy buenas sensaciones. Un Cádiz que, analizando el rendimiento sobre el terreno de juego, genera algunas dudas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *