Primer cero de la temporada lejos de Carranza

El Cádiz sumó su tercer triunfo de la temporada a domicilio en el Benito Villamarín. El conjunto de Claudio Barragán se impuso al Betis B por 0-2, en el primer partido de la segunda vuelta de la competición. Un encuentro muy serio del Submarino Amarillo, tanto en la faceta ofensiva como en la defensiva. De hecho, por primera vez en lo que llevamos de temporada 2014-2015, el Cádiz consiguió dejar su portería a cero a domicilio.

Hubo que esperar al décimo partido lejos del Ramón de Carranza para que Aulestia consiguiera su primer cero a domicilio. El vasco encajó, como mínimo, un gol, en todas las salidas del Cádiz en la primera vuelta. En total, el Submarino Amarillo recibió diez de sus trece goles en sus partidos como visitante. Un problema para el Cádiz, que solo comenzó por delante en el marcador en tres de los nueve anteriores partidos a domicilio.

Los cadistas empezaron mandando ante Real Jaén (el partido acabó con empate a uno), Balompédica Linense (el partido acabó con victoria linense por 2-1) y Cartagena (el Cádiz ganó por 1-3). Solo en dos de los partidos a domicilio de la primera vuelta en los que empezó por detrás en el marcador, el Submarino Amarillo no consiguió sacar un resultado positivo en dos: las derrotas por la mínima contra UCAM Murcia y Villanovense.

Así pues, contra el Betis B, Aulestia consiguió el octavo cero de la temporada, primero lejos de Carranza. Un hecho que se cimentó, en gran medida, al gran trabajo defensivo realizado por los zagueros cadistas, que controlaron a los hombres de ataque del filial verdiblanco. Servando y Josete fueron un auténtico muro, bien escoltados por Mantecón, Andrés Sánchez y Jon Ander Garrido. El vasco estuvo, un encuentro más, inconmensurable en el mediocampo, abortando y demostrando que va a más a medida que avanza la competición.

El Betis B apenas tuvo ocasiones de gol. Y las que tuvo, como el gran tiro de De la Hoz en el que Aulesria acertó a tocar lo justo para que se encargara el poste de repelerlas, no entraron. Un grandísimo disparo, que afortunadamente para los intereses del Cádiz no se introdujo en la portería amarilla.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *