Las cuentas del campeonato del Cádiz

cad_almb_03.jpg 

El Cádiz tendrá el segundo match-ball para atar el campeonato del Grupo IV de Segunda B esta jornada ante el Cartagena. Los amarillos pudieron haberse proclamado campeones esta pasada jornada, en caso de haber ganado en Lucena y de que el UCAM Murcia perdiera con el Cacereño. Los murcianos cumplieron con “su parte”, al caer en el Príncipe Felipe por 1-0. No así el Submarino Amarillo, que también perdió en su visita al cuadro aracelitano por 2-1.

Así pues, los cadistas podrían certificar el liderato del Grupo IV esta próxima jornada ante su afición. A la trigésimo quinta jornada llegan los dos equipos con una distancia de nueve puntos. Con 12 puntos en juego, el Cádiz tendría que ganar su compromiso liguero con el cuadro cartagenero para dejar atado el campeonato. Siempre y cuando el UCAM Murcia no gane en su duelo con el Sevilla Atlético, el Submarino Amarillo logrará el campeonato de forma matemática.

Un campeonato que se lograría virtualmente, en caso de que ambos equipos vuelvan a conseguir los mismos resultados esta próxima jornada. En ese escenario, la distancia de nueve puntos se mantendría, con nueve puntos aún por jugarse y con la diferencia de goles a favor de los amarillos.

Los amarillos recibirán al Cartagena el domingo, a partir de las 18:00 horas. Lo harán sabiendo qué ha hecho el UCAM Murcia, que recibirá en La Condomina al Sevilla Atlético el próximo sábado a partir de las 18:00 horas. Si los murcianos volvieran a caer derrotados ante el filial hispalense, el Cádiz conseguiría el campeonato de forma virtual sin tener que jugar su partido.

No sería la primera vez que el equipo amarillo logra alzarse con el campeonato en el Grupo IV de Segunda B sin tener que afrontar su compromiso liguero. Sin ir más lejos, esta circunstancia ya se produjo la última vez que el equipo consiguió el campeonato de su grupo en la categoría de bronce. En la temporada 2011-2012, el Submarino Amarillo logró el campeonato antes de tener que saltar al terreno de juego. Aunque, en aquella ocasión, el campeonato se logró de forma matemática.

Ocurrió en la trigésimo sexta jornada de competición, siendo el Cádiz líder con 72 puntos y el Lucena segundo con 69. Los lucentinos jugaban antes esa jornada, ante la Balompédica Linense en el Municipal de La Línea. Por su parte, el Cádiz visitaba al San Roque de Lepe. Para ser campeón, el cuadro gaditano manejaba dos escenarios posibles: que el Lucena cayera derrotado ante el conjunto balono o ganar al San Roque de Lepe (independientemente del resultado del otro partido). Los aracelitanos perdieron por 2-0 en La Línea, siendo el Cádiz campeón antes de jugar con el conjunto lepero.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *