El San Roque de Lepe, un rival incómodo en Carranza

cad_lep_04.jpgLlega al Ramón de Carranza, en esta quinta jornada de Liga, el San Roque de Lepe. Un rival complicado, que pese a tener una plantilla con menos nombre que otros años, ha comenzado con buen pie la temporada. Un rival, además, que se le ha atragantado al Cádiz en sus últimas visitas. Obviando el encuentro correspondiente a la primera ronda de la Copa del Rey en Carranza entre cadistas y leperos, el Cádiz no ha sido capaz de vencer ante su hinchada a los onubenses en esta etapa en Segunda B. Incluso para esa victoria copera, el Cádiz tuvo que emplearse a fondo, con una remontada verdaderamente utópica. Es, por todo ello, por lo que el San Roque se ha erigido en la bestia negra del Cádiz en la categoría de bronce. El primer revés en Carranza contra los aurinegros lo vivió el Cádiz en la temporada 2010-2011. Un duelo en el que, Cádiz y San Roque de Lepe llegaban muy igualados en la clasificación. Los amarillos tenían un punto más que los onubenses, que dirigidos por Sergio Lobera, se habían convertido en la revelación del Grupo IV. Tenía el Cádiz, por tanto, una oportunidad de oro para dejar a un rival directo por el play-off a cuatro puntos. No pudo ser. El Cádiz realizó un partido horrible, sin dominar en ningún momento a un San Roque que se mostró muy cómodo en todo momento. A la salida de un córner y tras un error defensivo del Cádiz, Julio De Dios puso en ventaja al cuadro aurinegro. Un San Roque que mataría el partido antes del descuento, después de que Fernando culminara un buen contragolpe lepero, fusilando a Álvaro Campos sin miramientos. Tampoco lograría el Cádiz vencer al San Roque en su enfrentamiento de la temporada pasada. Un duelo, como el anterior, en la cumbre, que medía al equipo más goleador del Grupo IV (el Cádiz) con el menos goleado (el San Roque de Lepe) La diferencia entre ambos en la clasificación era de dos puntos. Comenzó bien el Cádiz, dominando. Un dominio que obtuvo su recompensa con el gol de Dioni Villalba, a los doce minutos, aprovechando un envío desde la izquierda de Góngora. Con el resultado a favor, el Cádiz se vio beneficiado por la expulsión por doble amarilla de Sergio Sánchez. Sin embargo, tener superioridad numérica no benefició al Cádiz, que de forma inexplicable se echó para atrás en el descanso, dejándose dominar por un San Roque que no dio la batalla por perdida. Los leperos, con uno menos, lograron empatar desde el punto de penalti. El autor del gol fue Jesús Rubio. A partir del empate, el encuentro fue un monólogo lepero, que arrinconó al Cádiz. Al final, reparto de puntos. Tiene ante sí el Cádiz de Monteagudo la oportunidad de vencer en Liga, y por primera vez desde la temporada 1994-1995, al San Roque de Lepe. ¿Conseguirán reeditar los amarillos el triunfo de Copa? twitter-facebook.png

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *