Un año con Álvaro Cervera en el banquillo del Cádiz CF

Dos imágenes de Álvaro. Una en 2ºB (a la izquierda) y otra en 2ºA (a la derecha). Entremedio un año de triunfos y satisfacciones para un cadismo poco acostumbrado en los últimos años.

Un año que le ha cambiado la vida al cadismo

El 18 de abril de 2016 se produjo el desembarco de Álvaro Cervera en el Cádiz CF. El técnico era el elegido por la directiva del club gaditano para reemplazar a los mandos del equipo a Claudio Barragán. Una decisión sorprendente, pues se produjo cuando apenas restaban cuatro jornadas para la finalización de la temporada regular en el Grupo IV de Segunda B. Un movimiento, sin duda, arriesgado por parte de la entidad cadista, que trataba de buscar un golpe de efecto de cara a la disputa del play-off de ascenso. Una apuesta que, un año después, ha demostrado ser más que acertada.

A través de un comunicado de prensa en sus medios oficiales, el club amarillo anunció el fichaje. “Álvaro Cervera se ha convertido este lunes en nuevo entrenador del Cádiz Club de Fútbol. El presidente Manuel Vizcaíno ha cerrado la contratación del técnico de 50 años, natural de Malabo (Guinea Ecuatorial) aunque considerado natural de Cantabria por su vinculación con esa tierra. Además su padre nació en Cádiz, por lo que también está vinculado a esta ciudad”, indicó al respecto la entidad gaditana.

Llegaba al estadio Ramón de Carranza con una dilatada trayectoria deportiva a sus espaldas y, además, con el aval de haber conseguido dos ascensos desde la categoría de bronce del fútbol español. No en vano, había sido capaz de ascender a Segunda División a clubes como el CD Castellón (en el curso 2004-2005) y CD Tenerife (en el curso 2012-2013). Una misión que acabó consiguiendo en el Cádiz CF, si bien sus inicios en el banquillo cadista no resultaron sencillos.

El triunfo ante el Hércules en Carranza dejaba a Cervera a un paso de la hazaña, de la heróica.

Una victoria en sus primeros cuatro encuentros ligueros

Los primeros cuatro partidos en los que Álvaro Cervera asumió el mando del Cádiz CF se correspondieron con las últimas cuatro jornadas del competición en el Grupo IV de Segunda B. Su estreno en la banca cadista fue ante el Mérida AD, en el estadio Ramón de Carranza. Un encuentro en el que el Submarino Amarillo acabó cayendo derrotado ante el combinado extremeño por 0-1, con un gol, golazo, de Aitor García, quien nos lo iba a decir lo que ibamos a disfrutar con él unos meses después. Posteriormente, en la visita gaditana al FC Jumilla, el técnico tampoco pudo lograr la victoria: 0-0.

Un triunfo que también se le resistió a Álvaro Cervera en su siguiente partido, ante el UCAM Murcia CF. En la penúltima jornada de competición, los universitarios certificaron el campeonato en el Grupo IV tras vencer al Cádiz CF por 0-2: Pallarés y Manolo fueron los artífices del triunfo murciano. Así las cosas, no fue hasta la siguiente jornada cuando el técnico saboreó su primer triunfo como entrenador del Submarino Amarillo: fue por 0-1, ante el Real Jaén. Salvi, en el minuto 70, anotó el gol del triunfo cadista en La Nueva Victoria. Fue algo que ocurrió en Jaén en la previa de ese encuentro el que Alvaro Cervera, en sus circulos más intimos, revela como detonante del cambio que el equipo tuvo en la liguilla.

Cervera en A Malata. Un triunfo que hizo pensar que porqué no. Era el segundo de Cervera como entrenador, los dos a domicilio.

Paso triunfal en el play-off de ascenso

Tras este inicio irregular, Álvaro Cervera se presentó con el Cádiz CF en el play-off de ascenso. Los primeros cuatro partidos le permitieron tomar contacto con la plantilla gaditana de cara al gran objetivo de la temporada: cuajar un buen papel en la promoción de ascenso. Un logro que el estratega consiguió con pleno éxito, pues el Submarino Amarillo consiguió ascender a pesar de afrontar la postemporada como cuarto clasificado.

El primer adversario al que se enfrentó el Cádiz CF en el play-off fue el Racing de Ferrol. Un equipo que llegó al duelo herido, tras haber perdido el liderato del Grupo I en la última jornada. La ida fue en el estadio Ramón de Carranza, donde ambas escuadras acabaron empatando sin goles. En la vuelta, jugada en A Malata, el Submarino Amarillo venció por 1-2: Álvaro García y Salvi adelantaron a los cadistas, recortando distancias por los ferrolanos Joselu. Fue el único tanto que encajó el equipo de Álvaro Cervera en todo el play-off.

Alvaro, ya acompañado con Perera, en el debú en 2ºA. Era agosto, en Almería.

En la segunda ronda, el Cádiz CF se midió con el Racing de Santander: un conjunto que llegó a esta instancia tras caer con estrépito ante el CF Reus Deportiu en la eliminatoria de los campeones. El primer duelo, celebrado en el estadio Ramón de Carranza, se saldó con victoria amarilla por la mínima: David Sánchez fue el autor del único tanto del envite. En la vuelta, en El Sardinero, los cadistas volvieron a vencer a los santanderinos: 0-1, con gol de Álvaro García.

Así las cosas, el Cádiz CF llegó a la tercera ronda del play-off: la decisiva, aquella que en anteriores ocasiones se le había atragantado. Los amarillos se midieron en esta final por el ascenso al Hércules CF, al que consiguieron derrotar. En la ida, un gol de Carlos Calvo dio ventaja a los gaditanos. En la vuelta, un gol de Dani Güiza en el Rico Pérez terminó de refrendar el éxito amarillo. De la mano de Álvaro Cervera, los cadistas pusieron fin a su travesía por el desierto de la Segunda B.

Brillante andadura en Segunda División

En el Anxo Carro, en la previa. Un partido que fue un punto de inflexión por lo que supuso luego.

Tras este éxito, Álvaro Cervera se mantuvo en el cargo como entrenador del Cádiz CF de cara a esta temporada 2016-2017. El objetivo era claro: conseguir la permanencia en la categoría, a ser posible sin apuros. Un logro que el técnico ha conseguido con creces. No en vano, el Submarino Amarillo se encuentra en estos momentos peleando por jugar el play-off de ascenso a Primera División, salvado matemáticamente de la quema del descenso.

El arranque de la competición no resultó sencillo: de hecho, los amarillos llegaron a estar situados en los puestos de peligro durante algunas jornadas. Sin duda, la victoria conseguida a domicilio ante el CD Lugo en el Anxo Carro, en la duodécima jornada, cambió la suerte de los cadistas. Una victoria que insufló nuevos aires al equipo, que partido a partido consiguió enlazar buenos resultados, progresando en la clasificación.

En diciembre, Cervera recogía el Cadistafino 2016 como el mejor del cadismo en el año del ascenso.

Una progresión que ha llevado al Cádiz CF a situarse entre los seis mejores conjuntos de la categoría de plata del fútbol español. Unos puestos a los que el Submarino Amarillo accedió en la decimoséptima jornada, tras vencer al Real Zaragoza por un contundente 3-0 en el estadio Ramón de Carranza. Unos puestos en los que el equipo gaditano ha sabido mantenerse desde entonces: la friolera de 18 jornadas, cuando contaba con un plantel diseñado para no perder la categoría. Gran parte de la culpa la tiene un Álvaro Cervera que ha sabido guiar al equipo hacia estos puestos de privilegio.

El balance de su año en el banquillo

Desde que asumiera el cargo como entrenador del Cádiz CF, Álvaro Cervera ha dirigido al Submarino Amarillo en un total de 46 partidos. Lo ha hecho en cuatro competiciones distintas: el Grupo IV de Segunda B, el play-off de ascenso a Segunda División, la categoría de plata del fútbol español y la Copa del Rey. Su balance ha sido inmejorable: 20 victorias, 14 empates y 12 derrotas.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *