El 1 por 1 del Cádiz en El Molinón

Garrido, Mikel y Salvi. Los tres dieron su mejor versión en Gijón. Foto: Damián Arienza (El Comercio)

Cifuentes — En su línea el meta manchego. Como siempre, sobrio y aportando mucha seguridad bajo palos, sacó un remate de Michael Santos tras el primer gol cadista.

 Carpio — Mala suerte para el lateral salmantino, que cayó lesionado a los diecisiete minutos de juego tras un mal apoyo en un salto.

 Servando — El capitán empezó como central, pero durante la mayor parte del partido actuó en el lateral derecho tras la lesión de Carpio, una posición inédita para él en el equipo cadista. Cumplió en defensa e incluso se atrevió a prodigarse en ataque con bastante acierto.

 Villanueva — El viernes se levantó cierto murmullo entre la afición cadista cuando Cervera dejó fuera de la convocatoria a Ivan Kecojevic, que había cuajado un gran partido frente al Reus, para dar entrada al central venezolano. Gran partido el suyo, inconmensurable por alto y sacando el balón con criterio desde atrás.

 Lucas Bijker — Sigue creciendo el lateral holandés-brasileño. Esta vez, de menos a más. Sufrió más en la primera parte con las subidas de Jordi Calavera y la movilidad de Carmona, pero se rehizo en la segunda mitad, secando completamente el ataque sportinguista por su banda derecha.

 Garrido — Gran actuación del mediocentro vasco en el día. No es una novedad que se vacíe en el centro del campo, a lo que hoy unió un gran gol de cabeza que abrió la lata en el Molinón en la primera mitad.

 Jose Mari — Lo decía Álvaro Cervera a lo largo de la semana, que el de Rota era uno de los mejores jugadores que había entrenado. Hoy, más de lo mismo para seguir dando la razón al míster. Al igual que la semana pasada, puso un balón de oro en la cabeza de Garrido para que este hiciese el primero de la noche.

 Salvi —  El mejor jugador del equipo cadista en el día de hoy. El de Sanlúcar se encuentra en un estado de forma inmejorable, siendo hoy un incordio constante para la defensa asturiana. Provocó el córner en el que llegó el primer gol cadista, y sirvió los dos siguientes en bandeja de plata a Álvaro García y a David Barral. Para el sanluqueño nuestra tradicional arroba al mejor del partido.

 Álex Fernández — Se ha asentado definitivamente en la mediapunta del equipo el jugador madrileño. Hoy jugó el partido completo, más centrado en labores defensivas y de contención que de construcción de juego.

 Álvaro García — Sigue en su puesta a punto personal el de Utrera. Da la sensación de que todavía le falta para alcanzar su mejor nivel. En el día de hoy se le vio más discreto, eclipsado por su compañero Salvi, lo que no impidió que marcase un buen gol anticipándose a la defensa sportinguista en el primer palo.

 Carrillo — Parece que el murciano ha logrado decantar la balanza a su favor en la lucha por el puesto de nueve en el equipo cadista. Hoy no marcó, pero estuvo muy implicado en el partido, lanzando la presión del cuadro dirigido por Álvaro Cervera y cubriendo la banda de Salvi cuando el extremo cadista llegaba hasta la línea de fondo.

 Marcos Mauro — Volvía al equipo tras un mes de baja, y entró al campo en el minuto 18 sustituyendo a Carpio, y pasó a ocupar el centro de la zaga junto a Mikel Villanueva. Muy serio el argentino en defensa, contundente y manteniendo bajo raya al delantero sportinguista Stefan Scepovic.

 Alberto Perea — Entró el minuto 88 para dar oxígeno y aguante de balón al equipo.

 David Barral — Saltó al terreno de juego a falta de ocho minutos para el final de un partido especial para él, y no se fue de vacío: definición de ‘killer’ en la última jugada del partido para acabar con su particular sequía goleadora.

Autor: Álvaro de la Hera Luis

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *