Esperpento en las ondas (II)

logo_small_new.gif

El 6 de octubre de 2004 el Cádiz era un equipo de Segunda División. Aquel día, Rivero, jerezano de nacimiento, pero cadista desde la Concepción, escribía con su fina pluma en LA TRIBUNA lo que él ya definía uno de los capítulos más ridículos de la historia del cadismo reciente (puede volver a leerse entero aquí)

esperpento_ondas.jpg
Los cinco primeros espadas del dial amarillo. Una propuesta para los tres que miran.  De izquierda a derecha: Bautista, Camacho, Grima. En el centro, Pedreño y Vargas,

 El 10 de octubre de 2004 el Cádiz ganaba 0-2 en la Condomina. A la semana siguiente el Celta caía en Carranza. Tres más. Luego llegaron las siete victorias consecutivas en Segunda (se igualó el record de partidos ganados del gran Balmanya) pero el esperpento continuaba en las ondas. Llegó Chapin y el acabose. ¿Fumata amarilla? Lo pareció. El Cádiz era equipo de Primera. Todos éramos de Primera con ellos. Nuestros dos pugilistas también. Uno sí, el otro no, pero los dos han disfrutado vestidos de primera del Bernabéu, del Nou Camp, de San Mamés… No ha servido para nada. Se siguen teniendo ganas. Ir a deguello al mister por unos cambios que dieron el paso a igualar un 0-2 fue el colmo de los despropósitos. Tanto es así que ni la tristeza del descenso ha servido como tregua. Al contrario. Los brotes parecen volver con virulencia. El 14 de mayo acaba la liga. El 9 de junio empieza el Mundial. ¿Qué hacemos los cadistas hasta entonces? ¿En qué nos vamos a entretener? El descenso nos ha dejado la mar de tristes, pero tampoco es una tragedia (deportiva). Toca esperar el futuro que nos espera con optimismo. También con humor. De ahí la propuesta.

pulso_ondas.jpg
Ojalá tomen nota. Un cara a cara Pedreño-Vargas sería lo mejor para el cadista ocioso.

La propuesta va dirigida a Camacho, Grima y Bautista, responsables de Punto Radio, Onda Cero y COPE, las tres otras emisoras que llevan cerca de dos años como jueces de silla en el tenis. De un lado a otro oyendo el reparto de golpes. Creemos que es una idea posible. Ojalá tomen nota. Un cara a cara Pedreño-Vargas sería lo mejor para el cadista ocioso. Un cadista que lleva dos largas temporadas harto de mensajes «subliminales» atacando al otro. Un oyente al que le gustaría escuchar hablar del Cádiz y sólo del Cádiz.  Por eso un careo en toda regla pueda cicatrizar heridas. El combate nunca sería por K.O, pues ambos tienen cuerda para rato… aunque con todas las cuentas que tienen que saldar, una hora para cada uno sería hasta poco. ¡Que la SER ponga el pulsómetro!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *