Entrevista a Pachón

entrevista_pachon_111.JPG Sergio Pachón Mosquero (Madrid, 5-2-1977) fue uno de los jugadores clave del Cádiz la temporada pasada. El madrileño llegó procedente del Rayo Vallecano y se convirtió en el hombre-gol del equipo. Anotó doce tantos, los mismos que Enrique Ortiz. Tras no conseguirse el ascenso a Segunda División, estuvo buscando equipo hasta que se decantó por el Fuenlabrada. Los fuenlabreños aspiran esta campaña a lograr el ascenso a Segunda B, más tras haberse proclamado campeones de invierno de su grupo de Tercera. Pachón concede esta entrevista a Cadistasfinos.com en La Aldehuela, campo de entrenamientos del Fuenlabrada. ¿Qué le atrajo del proyecto del Fuenlabrada para firmar por el equipo madrileño?Bueno, sobre todo que tengo muy buena relación con los dirigentes del club y desde hace mucho tiempo ya me venían diciendo que los dos últimos años de mi carrera los podía jugar aquí, ayudar al equipo de mi ciudad Y bueno, qué mejor momento que este, que el fútbol tampoco está muy bien que se diga y quizás ya llega una edad en la que ves un poquito más la comodidad de tu familia que los proyectos deportivos, porque todo lo que no haya hecho ya hasta ahora, creo que va a ser difícil ya

 entrevista_pachon_2.JPG
 La Aldehuela de Fuenlabrada. Lugar de trabajo del ex nueve del Cadiz CF. Hasta alli fuimos a entrevistarlo.

¿Cómo ha cambiado la Tercera División desde que debutara en ella como jugador del Parla en la temporada 1996-1997? Sobre todo en la preparación física y la preparación que tienen los entrenadores. Creo que hoy en día es muchísimo más rica, con más valores. Yo debuté en una Tercera que era mucho trabajo físico y poco táctico. Ahora los entrenadores salen de un nivel muy alto del curso de entrenador y aquí he tenido la suerte de coincidir con dos entrenadores que tienen el control táctico muy ordenado y eso es muy importante en el fútbol. ¿Qué ha sido lo que más le ha costado a nivel de adaptación?Ya me costó el año pasado cuando jugaba en Cádiz el césped artificial. No estoy acostumbrado, no he jugado nunca en césped artificial y estos últimos años he tenido que jugar cuatro o cinco partidos. Creo que es un terreno complicado, en el que hay que trabajar mucho y totalmente diferente al césped natural. Poco a poco hay que hacerse a él, pero quizás sí haya sido lo que más me ha costado. La temporada pasada militó en el Cádiz, ¿cómo valora su paso por el equipo amarillo?Cuando me fui de allí, ya lo dije que estaba muy contento de haber elegido la opción de irme a Cádiz. Para mí fue un año de una experiencia muy bonita, a pesar de que no pudimos conseguir el objetivo, que era ascender a Segunda División, pero en lo global, contento. Contento por la gente que he conocido, contento por la ciudad, contento porque a mi familia la han tratado muy bien allí Una experiencia más, que posiblemente no olvide nunca.

 cadiz_pachon_1.jpg
 Frente al CD Alcala en Sevilla

¿Qué recuerda de su debut con el Cádiz, en Los Prados, contra el Parla?Coincidió con que en Parla yo jugué en Tercera División, debuté allí y para mí fue un reencuentro con una familia y con unos amigos de muchísimo tiempo. Casi no quedaba ninguno, pero el utillero, Lorenzo, es el que siempre ha estado allí. Gente que no veía de hacía mucho tiempo porque por circunstancias en esto del fútbol tienes que moverte mucho Son reencuentros muy interesantes de cuando empiezas y ya prácticamente de cuando estás acabando y volverte a encontrar con ellos es bonito. La marcha del equipo la temporada pasada fue bastante irregular, no siendo hasta el tramo final cuando pudo verse la mejor versión del Cádiz. ¿Cuál fue el punto de inflexión de la temporada pasada? Sobre todo cuando nos dimos cuenta de que si no trabajábamos al cien por cien Éramos un equipo con mucha calidad, que era muy buen equipo, pero como grupo, quizás al no haber coincidido mucho tiempo, el vernos en esa circunstancia nos costó aceptarla. Cuando nos dimos cuenta de que sin trabajo y esfuerzo físico no podíamos llegar a coger los play-off, parece ser que fue un punto de inflexión. El míster nos lo hizo entender y espabilamos. Una pena que no lo hubiéramos hecho antes porque, ahora mismo, de los jugadores que estaban el año pasado, la mayoría están jugando en Segunda División Como jugadores, uno por uno, éramos muy buen equipo. Después, como grupo, quizás nos faltó entender el fútbol un poquito antes.

 cad_ceu_09.jpgcad_ceu_08.jpg
 Su primer gol en  Carranza. Al Ceuta. Uno de sus mejores recuerdos.   Fotos: Ortega

¿Pudo afectar la presión de la prensa, la afición, ese ambiente tan enrarecido existente en torno a la figura del máximo accionista a la marcha deportiva del equipo?Sí, de alguna manera es indudable que te afecta. A principio de temporada teníamos a tres o cuatro jugadores que estaban sin contrato, porque no se definía si tenían contrato de Segunda B o Segunda División. Recuerdo algo de Cifu, de Álvaro Silva Eso afectaba. Es más, Cifu era uno de los capitanes e intentaba no mezclar las cosas pero, indudablemente, todo este malestar se notaba. También estuvimos muchos meses con problemas económicos, la venta del club En cuanto a la organización del club tampoco estaba muy bien definida. Intentas evadirte un poco, pero es indudable que algo te afecta: lo que se mueve alrededor de un equipo son sensaciones que al final se transmiten un poco en el campo. El organigrama de un club debe ser todo perfecto y al mismo son que el de un equipo para que un club vaya bien. La temporada pasada se habló de que el equipo jugaba menos presionado como visitante que en Carranza. ¿Cómo puede afectar un estadio al rendimiento de un futbolista? Cuando tú quieres jugar en casa quieres hacerlo lo mejor para tu público, y si desde el principio no lo hacíamos bien, el público estaba disconforme con nuestra actuación. Nosotros notábamos un punto de ansiedad que a lo mejor nos venía mal en casa, que no salían las cosas, que los equipos contrarios venían a encerrarse y era bastante más complicado Sí que es verdad que por momentos jugábamos más sueltos fuera de casa. Después a esto hay que añadirle que teníamos gente joven en la plantilla que esta presión la notaba más, y gente no tan joven que, a lo mejor, siendo de allí la presión la llevaba mucho más dentro. Son todo circunstancias en el fútbol que son incontrolables. El Cádiz es un club muy grande, tiene una afición muy grande, tiene una prensa detrás que lo apoya muchísimo porque está al día a día. Y eso, cuando las cosas no van bien, es complicado controlarlo.

 cadiz_vidakovic_3.jpg
 Buen recuerdo de Vidakovic

Uno de los momentos clave fue la destitución de Risto Vidakovic. ¿Cómo era el balcánico en el día a día como entrenador? ¿Cómo se vivieron las semanas previas a su cese e incluso el propio momento de la destitución? A nosotros nos dolió mucho. Yo estuve menos tiempo con él porque llegué ya con la pretemporada muy adelantada, pero era un entrenador-jugador, como decíamos nosotros. Un entrenador que parecía que se acababa de retirar hacía un año. Conocía muy bien a los jugadores, pensaba mucho más cercano a nosotros que los entrenadores de hoy en día. Era un entrenador que apostaba por el jugar, lo que pasa es que allí en Cádiz es complicado; las cosas no le salieron bien y en un club como el Cádiz, al principio lo fundamental eran los resultados. Y estos no llegaban. Con Jose González después cogimos aire, empezamos a mentalizarnos un poquito más defensivamente Pero a nosotros nos dolió muchísimo la destitución porque creíamos en Risto, pero los resultados mandan. Las cosas no salieron y nosotros lo sentimos mucho. De hecho, teníamos charlas en las que sabíamos que la habíamos cagao completamente, porque era un entrenador con el que podíamos disfrutar, podíamos vivir un año muy bonito y sobre todo en Cádiz, haciendo las cosas bien, pero son circunstancias del fútbol. Creo que es un grandísimo entrenador, y bueno, creo que ahora lo está demostrando. Está en el Betis B, consiguiendo unos resultados espectaculares y creo que tendrá mucha suerte en el futuro. ¿Cree que la eliminación en Copa del Rey en El Ejido pudo sentenciar de alguna manera al bosnio? No, quizás, en la Copa del Rey no. Creo que venía de bastante atrás. Yo cuando llegué, a los tres partidos o así, cuando jugábamos en casa, que intentábamos tener la pelota y no teníamos profundidad se oían murmullos Salíamos de los partidos, incluso de los que ganábamos y no se estaba contento con la actitud del equipo; todo esto iba dirigido hacia el entrenador. El entrenador en un primer momento no gustó, esto pasa en el fútbol, no gustó su forma de trabajar. Nosotros intentamos apoyarle al máximo para intentar cambiar esta situación, pero las circunstancias no nos dejaron.

 cadiiz_baena_jose.jpg
 «Jose nos hizo ver que si no corres, no ganas».

¿Y la llegada de Jose González? ¿Qué fue lo que más cambió en el equipo a su llegada?Con Jose González volvió a nacer esa chispa del estadio, de la afición, esa hermandad entre afición y equipo. Nos planteó el fútbol como algo muchísimo más serio, muchísimo más zonal, muchísimo más trabajo, y sin trabajo no se conseguía nada. A partir de ahí llegaron los resultados y después fuimos soltándonos un poquito. Creo que lo principal que cambió Jose fue abrirnos los ojos y darnos cuenta de que de seguir así se iba a poner la cosa muchísimo más fea. Nosotros con trabajo intentamos sacarlo, cuando pudimos hacer juego, jugamos Pero creo que lo fundamental fue el cambio de chip de intentar jugar el balón muchísimo más con Risto y con Jose hacernos ver que si no corres, no ganas. Durante muchas fases fue el delantero centro titular del equipo, sin apenas descanso. ¿Pesa mucho jugar tantos minutos sin recambio?Indudablemente los minutos se notan en las piernas, a final de temporada más y más cuando tienes cierta edad. Yo el año pasado físicamente me encontré muy bien, de hecho, los que jugamos arriba con una cierta edad, como Enrique, creo que hicimos una temporada muy buena. Dimos la cara cuando tuvimos que darla, aunque también es verdad que en momentos quizás nos faltó un poco de fuelle. ¿Cómo se vivió el sorteo de la eliminatoria del play-off? ¿Tenía usted alguna preferencia?No, más que nada porque no me había enfrentado a ninguno de los equipos que nos podían tocar. Nos tocó el Mirandés, sabíamos que en su casa era un equipo duro, pero después de las sensaciones de Carranza, nos fuimos con una sensación muy buena. Marcar dos goles, que ellos no te marquen, la sensación de controlar el partido Fueron muy buenas sensaciones, lo que pasa es que en esto del fútbol te puede pasar cualquier cosa, pero sí que es verdad que en un principio el Mirandés no nos asustó para nada; le respetábamos muchísimo porque sabíamos que había estado primero toda la temporada, pero también sabíamos que todos los equipos temían al Cádiz. ¿Cómo recuerda el encuentro de ida, contra el Mirandés en Carranza?Ver el Carranza tan lleno, con la gente volcada así con nosotros, y cosechando resultados tan buenos Bueno, es difícil olvidar. A pesar de que faltaba una grada que ya tiene que estar casi hecha, el campo parecía lleno por todos los lados. La afición se volcó, una vez más respondió A Miranda fue también bastante gente, un montón de autobuses La afición lo da todo. La gente más veterana era lo que contaba esperaos a que lleguen los momentos de la verdad, que la gente responde al máximo. Porque nosotros estábamos un poco dubitativos después del arranque, que tampoco vino mucha gente Pero también es normal, después de una temporada mala, es normal que a la gente le cueste. cad_mir_01.jpg El partido de playoff de ida en Carranza contra Mirandés. En su opinión, ¿qué pudo fallarle al equipo para no superar la eliminatoria de play-off con el Mirandés en Anduva? ¿Cómo puede perderse una eliminatoria que se tenía superada gracias al gol que logró, en apenas diez minutos?Si te digo la verdad todavía me lo estoy preguntando. Sí que es verdad que son momentos que pasan muy rápidos, de estar casi perdidos, de estar embotellados, a recuperar el aliento con un gol, sabiendo que quedan diez minutos y que es imposible que te marquen dos goles Quizás nos faltó un pelín de oficio, yo siempre lo he dicho. Creo que nosotros hicimos nuestro partido, cometimos errores al principio, con todo y eso se nos puso de cara la eliminatoria con el gol, pero al final, creo que nos tembló un poquito la pierna. Fueron dos balones, uno de muy mala fortuna que marca Pedro Baquero en propia puerta y el segundo, un balón rebotado A ellos hay que darles también su mérito porque lo intentaron durante todo el partido, al igual que nosotros estuvimos noventa minutos en Carranza, ellos estuvieron noventa minutos en su casa y lo aprovecharon.

 mir_cad_01.jpg
 Debacle de Miranda: «Al final, creo que nos tembló un poquito la pierna»mir_cad_04.JPG

¿Y la actuación del árbitro, Ruiz Bada?A toro pasado vas mirando el partido y bueno, creo que fue demasiado permisivo en los últimos momentos del encuentro, creo que no quería tener problemas y eso le hizo barrer un poquito más para casa. En ocasiones creo que ellos en los balones voleados entraban con una agresividad que tampoco me parecía normal Pero bueno, no me gusta buscar excusas porque nosotros lo tuvimos en la mano dos veces y las dos veces fallamos. Que el árbitro influyese En todos los partidos te da un poco y te quita, pero lo principal es eso: que se nos escapó de las manos cuando lo teníamos. La temporada pasada anotó doce goles como cadista, siendo el segundo delantero más goleador de la última década en el equipo. Si tuviera que quedarse con uno de los goles que logró como cadista, ¿cuál sería?Tengo dos goles. Sobre todo, el primero contra el Ceuta en casa, que quizás soltaba un poco el tema de la presión. Que yo personalmente la llevaba bien, no tenía ningún problema, pero que sí para los de mi alrededor le ayudaba mucho. Y aunque parezca mentira, con el gol de Miranda. Para mí fue un gol que me dio muchísima alegría, sobre todo por toda la gente que había allí, por lo mal que lo estábamos pasando y después, lo que pasó, lo borro y fuera. Me quedo con el gol, porque la verdad es que a nosotros, en esos momentos, nos dio una alegría inmensa.

 cadiz_enrique_3.jpg
 Sobre Enrique: «Es muy difícil encontrar jugadores con el compromiso, con esas ganas de agradar y sentimiento de club»

¿Qué compañero de vestuario pudo marcarle más la temporada pasada?Había muchos, pues al estar lejos de casa convives con mucha gente y estábamos todo el día juntos. Pero en lo deportivo había un jugador que a mí me sorprendió muchísimo y fue Enrique. Con Enrique pasé momentos muy buenos, quizás porque hablábamos el mismo idioma. Puede ser la edad, pero de alguna forma puedo decírtelo así: porque hablábamos el mismo idioma. Es muy difícil encontrar jugadores con el compromiso, con esas ganas de agradar y sentimiento de club, a pesar de que allí, por momentos, no se le trate todo lo bien que se le puede tratar a un jugador que lo ha dado todo por el Cádiz y que ha hecho todo lo que ha hecho Enrique. Tenías que verle en los últimos partidos, hasta que llegó el momento que se lesionó la rodilla, cómo jugaba con la rodilla como la tenía ¿Qué es aquello que Sergio Pachón recordará siempre de su paso por el Cádiz Club de Fútbol?Puede ser el partido contra el Mirandés en Carranza. Esa afición volcada, esa afición teñida de amarillo, con el equipo, cuando llegamos al estadio Me hubiera gustado verlo en un último partido de play-off o con un ascenso, porque hubiera sido lo más. Sí que me quedo con eso, con la alegría, esa forma de vivir y con esa gente, que te apoya incondicionalmente hasta el último momento. ¿Sigue la actualidad del Cádiz?Sí, estoy mucho por la web e incluso con Enrique he hablado varias veces. También hablo con muchos jugadores que están allí, con Pedro (Baquero) Para mí es una espinita que se me ha quedado. El míster también sigue allí, mucha gente en oficinas, el delegado, el utillero, el doctor Me gusta seguir gente. He dejado compañeros muy buenos allí y espero volver a reencontrarnos y vivir estos momentos. ¿Qué espera Sergio Pachón de este año 2012? ¿Cree que puede conseguir el ascenso con el Fuenlabrada?Bueno, ese es mi objetivo. En la vida hay que marcarse objetivos: el año pasado era ascender con el Cádiz, no pudo ser; este año, sin duda al quedarme aquí en casa y como se está dando la cosa, que no va mal, mi objetivo es subir al Fuenlabrada a Segunda B.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *