El Cádiz visto en Burgos


cadiz_delacuesta_sevilla.jpg
 De la Cuesta mató el parti

logo_small_new.gifA nuestra sección de Dicen que el amarillo la crónica que Román Romero firma en el Diario de Burgos.Dos errores defensivos condenan al Burgos en la Copa El Burgos se había caracterizado hasta ahora por su enorme potencial defensivo. Sin embargo, ayer dos clarísimos errores en su propia área le condenaron a la eliminación de la Copa del Rey. El Cádiz aprovechó los regalos locales en la primera parte y sentenció el partido antes del descanso, descartando cualquier resquicio para la sorpresa, algo habitual en esta competición cuando las eliminatorias se disputan a partido único. Toda la temporada viviendo de la seguridad en defensa y ayer precisamente su falta de acierto en esta parcela acabaron con sus opciones en la Copa. Además, este mal se repite por tercer encuentro consecutivo, ya que el Burgos ha encajado seis tantos ante Salamanca, Cultural y Cádiz, una cifra poco normal para un equipo que se había caracterizado precisamente por saber mantener su portería bien guardada y disfrutar de una de las zagas más seguras Segunda B. Los dos errores de ayer fueron claros y además llegaron en momentos muy importantes del partido. El primero tuvo lugar en el minuto 4, en la primera aproximación del Cádiz. Una falta lateral pésimamente despejada por Cabrero permitió a Benjamín marcar, ante una sorprendente pasividad del resto de defensas. Y antes del descanso, una nueva falta lateral fue rematada de cabeza por De la Cuesta totalmente solo, mientras Rives veía pasar el balón. El tempranero 0-1 obligó al Burgos a cambiar radicalmente su idea de juego. El equipo de Fabri saltó al césped con la misión de esperar atrás, dar el balón al Cádiz y buscar el contragolpe. Para ello utilizó a la mayoría de sus titulares, salvo la presencia de Cabrero en la portería, el regreso de Rives por Lucio y la alineación de Gómez en la banda izquierda. La idea era sencilla, repetir el guión puesto en práctica ante el Racing de Santander en la anterior eliminatoria: mantener la portería a cero y esperar alguna contra o acción a balón parado. Pero el gol de Benjamín hizo que el Burgos tuviese que asumir el mando, dejando más huecos atrás que el Cádiz, sobre todo por medio de Enrique, no supo aprovechar pese a tener hasta tres claras ocasiones. El empuje local, al menos, llevó algunas ocasiones al área andaluza, sobre todo por las ganas de Gómez por la banda izquierda y alimentó las esperanzas de la grada. Además, el portero del Cádiz tampoco daba muestras de demasiada seguridad y dio varios sustos a su propio equipo. Pero el Cádiz a la contra pudo marcar hasta tres veces, dos de ellas salvadas por Cabrero y con Enrique y Ania como protagonistas, hasta que en un nuevo saque de falta De la Cuesta marcó a placer el segundo gol tres minutos antes del descanso, aprovechando la pasividad de la defensa. El 0-2 ante un rival de Primera División dejaban las opciones de remontada en una cuestión puramente heroica. Los primeros minutos de la reanudación fueron los mejores del Burgos, guiados por un activo Sever, que fue objeto de un claro penalti no señalado por el discutido colegiado Pérez Lasa en el minuto 48. En ese mismo minuto un nuevo error de Navas llevó el susto al Cádiz y en el 49, un nuevo fallo cadista casi provoca el 1-2. El empuje del Burgos duró lo que las fuerzas de sus futbolistas, ya muy cansados, y a partir del minuto 60 el Cádiz supo dormir el encuentro, manejando el balón, aunque sin crear demasiadas ocasiones ante Cabrero. Únicamente las propias indecisiones en defensa locales y un cabezazo de Nenad a la escuadra apuraron aún más a un Burgos muy voluntarioso pero demasiado errático en su trabajo defensivo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *