Viento, frío, lluvia… y ¡ GOLES !

dos_cero.jpgTarde de perros la de hoy, segundo sábado de carnaval, y que animaba a quedarse en casa con la manta encima de las rodillas y el aire acondicionado a 25º, más aún con la posibilidad de ver el partido en cualquiera de las retransmisiones de pago. Poco hay que pedirle a la afición cadista, que en un signo de rabia no contenida se había juramentado que hoy era un partido clave que tenía que ayudar a ganar a sus jugadores y casi nadie faltó a su cita en Carranza. Entre Los jugadores de la partida inicial destacaba el regreso de Paz, algo que los aficionados aplaudían pues había ganas de volver ver a nuestro cadistafino del año 2005 en el equipo titular, algo que no sucedía desde noviembre pasado. La tensión por la importancia del resultado del encuentro de hoy se ha palpado toda esta semana y han continuado hasta los prolegómenos del partido. Todos, incluido cuerpo técnico, señalaban como clave el partido de hoy. Se consideraba fundamental conseguir una victoria, no sólo por la importancia de volver a sumar de tres en tres, sino por lo que suponía entrar de nuevo en una dinámica ganadora, mejorar la autoestima de un equipo que no debe de sentirse inferior a nadie, y sobre todo para alejar los fantasmas y miedos del entorno que han llegado incluso a cuestionar la capacidad del cuerpo  técnico. De cara al espectáculo poco se puede destacar del partido. El Español mostraba sus cartas especulativas desde su alineación inicial, con una apuesta de cinco defensas y sus hombres más técnicos (De la Peña, Juanfran, Tamudo en el banquillo). Lujazocad_esp_01.jpg del mister Lotina en una apuesta, quizá pensando en partido de semifinales de Copa, pero demostrando que conocía muy bien que con sólo los argumentos de una sólida defensa, alguna ocasión se les presentaría a lo largo de los 90 minutos, y como ya hicieron otros rivales, como Osasuna, Santander, Valencia, Zaragoza, etc, sería suficiente para salir vencedores. Y a punto de estar de salirse con la suya, pues durante todo el partido la sensación de triunfo en Carranza de los pericos era amenazante en el graderío. No es que jugaran mejor, pero tuvieron hasta tres ocasiones claras de gol durante el primer tiempos: en el minuto 30, un tiro desde fuera del área de Zabaleta que salió fuera, en el minuto 35, otra vez fue Zabaleta el que aprovechándose de fallos en cadena en la defensa cadista pone a prueba a su paisano Límia que tuvo que emplearse a fondo para desviar a corner, y la última en el minuto 42 cuando Fredson disparó desde fuera del área y todos suspiramos de alivio cuando vimos pasar el balón rozando la escuadra izquierda. En el descanso todos hablábamos de choque muy igualado, que el partido era muy táctico y especulativo, y que el triunfo sería del que marcara el primer gol, pues además la lluvia no paraba y el mal drenaje del césped provocaba los primeros charcos, lo que no ayudaría a seguir viendo buen fútbol. Nadie esperaba relevos en el equipo amarilla en el segundo tiempo, aunque Estoyanoff parecía ausente, pues nula era su aportación al equipo. Mal en ataque, no superando en ataque ni una sola vez al lateral francéscad_esp_02.jpg Domi, su pareja defensiva, pese a la fragilidad que por su corpulencia y poca cintura le ponía en clara ventaja. Pero es que además creo que es el futbolista menos disciplinado tácticamente de la plantilla cadista. Hace la guerra por su cuenta, y Varela, y el propio mister no pararon de corregirle sus alocadas carreras y su falta de celo en las coberturas defensivas. Un desastre, en fin, que se prolonga además desde el partido ante el Ath. Osasuna, y que suponía que sería el primer hombre en enfilar la caseta. Todos pensábamos en Enrique, su relevo natural todo el año, como revulsivo para lo que quedaba de partido. Pero esta vez, nos equivocamos pues acertó el mister dando entrada a Jonathan Sesma, a los 65 minutos. Desde su salida se le vio con ganas y deseando mejorar lo que estábamos viendo. Se atrevió a encarar por su banda, llegando a superar a su par Zabaleta con buenos centros que no encontraban rematador. Sólo ocho minutos después, a los 73 minutos, en falta en banda izquierda en la línea de medios que le hicieron a él mismo, el majorero hizo caso a los gritos del mister que le pedía tranquilidad en su lanzamiento y que no se precipitara en un saque rápido como había hecho Lobos pocos minutos antes en la banda contraria. El sueño de ver un gol en acción táctica se apoderó de Carranza. Sesma se dirigió al balón y con su pierna izquierda puso el balón donde lo tenía que poner, y dónde más duele al equipo rival, a media altura, y allí alguien se medio agachó y con toda la fuerza remató de cabeza superando al buen meta navarro Gorka. ¿Quién había marcado? … Por la forma en el remate, el gol apuntaba a Pavoni, Medina, …¡¡¡no¡¡¡ ¡¡¡ había sido Abrahan Paz¡¡¡¡¡ el que por fin marcaba su primer gol en primera división, y mucho que nos alegramos …_archivo55_photo_10_1_1_20060305_yes03f2.tif.jpgHabía vuelto el Paz de los goles decisivos, ya había dicho que estaba acostumbrado ya a jugar partidos decisivos y vaya que lo demostró convirtiéndose en protagonista. Quedaba un cuarto de hora para el final y entonces la afición, supo que esta vez no se tenía que ir nadie de allí, y que había que arrimar el hombre, pues nuestros futbolistas necesitaban más que nunca nuestro apoyo. Y vaya que se notó como un defensa más la aportación de nuestros gritos, cánticos y aplausos. Los minutos fueron transcurriendo a cuentagotas, el Español cambiaba a defensa de cuatro, y a un fútbol directo con balones al área cadista que se defendía como podía y con algo de suerte, la misma que nos había faltado estos últimos partidos, pues en el minuto 86, un enrabietado Luís García que se las había tenido tiesas con un sector de la grada de tribuna, disparó desde cerca del área pequeña y paró Limia en la misma línea en dos tiempos, ayudado por un viento salvador que dejó en ese momento de soplar para alivio y suspiro de los que aún nos frotamos los ojos, pues vimos al propio Luís García correr celebrando su fantasmal gol. Los minutos finales fueron de euforia pues justo después de esa decisiva jugada, un minuto después el equipo cadista sentenció tras una falta botada por Abraham Paz y su compañero Jonathan Sesma, ganando la espalda a la defensa, se plantó solo en el área y batió a Irazoz logrando el 2-0 definitivo. Se habían tornado los papeles y la conexión de éxito del año pasado, PAZ-SESMA había vuelto. Ahora te sirvo yo y tú marcas, luego te paso yo y tú goleas… Eso debieron juramentarse estos dos futbolistas que pese a no contar de muchos minutos estos dos últimos meses, ambos han renovado su contrato con el Cádiz y seguro que seguirán dándonos muchas tardes de gloria.  No quiero dejar de destacar las actuaciones individuales de algunos futbolistas amarillos como Bezares, Fleurquin, que volvió por sus fueros conteniendo a un buen jugador como Fredson, y muy buenos los quince minutos en los que Morán demostró que sigue siendo futbolista de primera y se postula para seguir contando para el mister. Por cierto, ayer se estreno un nuevo canto en Carranza: BIEN LIMIA, BIEN, BIEN PISHA, BIEN…. ¡¡¡¡¡¡¡¡ Gracias a todos por conseguir que regresemos a Jerez con una sonrisa en los labios, y la ventaja de jugar en sábado hace que ahora la presión pasa a los rivales, que el domingo nos sea favorable y que pierdan todos (si puede ser) es nuestro mejor deseo.

Autor:Cadictus

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *