El día que Carranza aplaudió al Ciudad de Murcia

cad_cmur_07.jpgUna milonga menos. Llevaba dos meses el sr. González y sus acólitos en la prensa contándonos que el gran problema del Cádiz era el gol, que se generaban ocasiones pero que, como no se marcaban, el equipo se ponía nervioso, el rival se venía arriba y siempre nos complicaba los partidos.Sin embargo, el Ciudad de Murcia ha demostrado que el problema del Cádiz es mucho más que la carencia de gol. Porque esta vez el Cádiz se puso por delante. Y muy pronto. Fue en el minuto diez cuando un balón peleado en las nubes por Javi Acuña le cayó botando a Matías Pavoni. El argentino empalmó un trallazo que se convirtió en un obus imparable para José Juan.cad_cmur_06.jpgSalvo el gol, la primera parte fue un auténtico tostón. El sueco Goitom se mostraba como el Zigic de la Segunda División: su equipo le buscaba en balones largos y el jugador de origen eritreo era una auténtica pesadilla para la defensa cadista. De hecho, la mejor ocasión de la primera mitad fue un remate suyo a bocajarro que Armando salvó con una excelente intervención.El otro gran protagonista de la primera mitad fue el ex cadista Alejandro Varela que se tuvo que retirar lesionado lo que le sirvió para recibir la tremenda ovación que el jugador alicantino se ha ganado durante tantos años defendiendo la camiseta amarilla.cad_cmur_04.jpgEl gol no sirvió para dar la pretendida tranquilidad al Cádiz en toda la primera mitad, ni tampoco en la segunda. En el desastre general dos jugadores se marcaron por encima de los demás. Uno, Miguel García que perdió todos los balones que tocó, y alguno más, hasta que fue sustituido. El otro, el pretendido crack Lucas Lobos de quien todos esperamos mucho más desde hace demasiado tiempo. Parece evidente que el argentino ha perdido la confianza, que no se siente el centro del equipo y que su precisión y calidad están en los momentos más bajos desde que llegó a Cádiz. Supongo que está vez que ha jugado 70 minutos la bronca la tendrá consigo mismo.Aunque también la podría tener con el mister, porque Jose González demostró una semana más su incapacidad para dar un giro al partido en el vestuario con sus consejos o desde el banquillo con sus cambios. Aunque quitó a los tres jugadores que menos estaban aportando, ningún cambio sirvió para nada. Y con el dominio del Ciudad de Murcia cada vez más evidente llegó un fantástico remate de Goitom que, de nuevo, despejó Armando en una gran intervención.cad_cmur_01.jpgEl Ciudad de Murcia olía a gol y el gol llegó. Fue en un impresionante trallazo de Ayoze desde su casa allá en Canarias que se coló sin que Armando fuera capaz de hacer nada por evitarlo. Ni siquiera el gol sirvió para espolear a los amarillos y sacar el poco de casta que les queda en esta temporada. Al revés, tras un par de arreones sin mucho fundamento, el equipo de Quique Pina se hizo de nuevo con el control del balón y del partido. El público de Carranza se impacientaba y llegaban los silbidos, los aplausos, los gritos, los nervios Algunos, incluso, se conformaban con el empate cuando Pavoni cayó en el área ante la insistente reclamación de penalti de sus compañeros.Pero el último zarpazo lo iba a dar el Ciudad de Murcia que en el minuto 95 hacia el definitivo 1 a 2 en un remate de cabeza de Cristian Díaz que superó a todos los jugadores amarillos que veían volar la pelota por encima de sus cabezas.Al final, lo más bonito, la ovación de Carranza a un equipo desheredado y sin tierra que tiene la ilusión y la dignidad de pelear por el cuarto puesto. Eso y que ya queda un partido menos de esta larga, tediosa desastrosa temporada 2006/2007.

Autor:JG del Valle

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *