Dura realidad

cadiz_lobos_copa.jpgEl Cádiz dejó escapar una inmejorable oportunidad para dar más vida al hilo de esperanza del que pende la salvación amarilla. La esperanza se diluyó en el último minuto del partido cuando Joaquín remató a la red una falta lanzada con gran precisión por Assunçao. Y pudo ser aún peor si Limia no llega a salvar en la línea, ya en el tiempo de descuento, un nuevo remate de la delantera bética.

<?xml:namespace prefix = o ns = «urn:schemas-microsoft-com:office:office» />

 

El partido mostró los nervios de dos equipos que se jugaban mucho y jugaban a muy poco. Espárrago volvió a tirar de la corta manta que cubre las necesidades de su equipo para taparse la cabeza y dejó al descubierto, una vez más, los pies. La apuesta fue regresar al esquema clásico con Suárez y Bezares en el doble pivote, tres mediapuntas (Enrique y Lobos por las bandas y Pavoni en el centro) y Jonathan Sesma de delantero centro. La idea del técnico amarillo era clara, contener el centro del campo y buscar que la velocidad de Enrique y Sesma desbordara la defensa bética. Parte del planteamiento resultó eficaz porque el Betis apenas creó peligro en toda la primera parte, más que con un par de remates de los brasileños Robert y Edu. El problema fue que, como le suele ocurrir en el último tramo de la competición, cuando el Cádiz defiende no logra atacar y el bagaje ofensivo en la primera mitad fue paupérrimo. Se limitó a un remate de De Quintana que salió fuera por poco. Especialmente preocupante fue la aportación de Suárez, Lobos y Pavoni.

 

Al primero parece que le queda grande <?xml:namespace prefix = st1 ns = «urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags» />la Primera División y con toda la voluntad que pone no le da para organizar a un equipo que aspira por mantenerse en primera. Fallón en la entrega, errático en los desplazamientos, nervioso en la posesión de balón… pareció superado por los acontecimientos. Sobre la primera parte de Lobos y Pavoni tampoco se puede decir nada positivo. Lobos en banda es medio Lobos y si con Lobos entero no nos llega, con medio Lobos no hacemos nada de nada. Lo mismo cabe decir de Pavoni del que la prensa se acuerda cuando no juega pero que cuando pisa el césped su aportación se limita al mínimo exponente. Ante el Betis volvió a acumular errores en la entrega y pérdidas de balón sin proporcionar ninguna jugada digna del recuerdo.

 

betis_melli.jpgcadiz_sesma_cope.jpgCon estos mimbres en la segunda parte la imagen del Cádiz sólo podía mejorar. Y así fue. Espárrago volvió al trivote, esta vez con Pavoni y Suárez en las bandas y Bezares en el eje y colocó a Lucas Lobos como enganche con Enrique y Sesma por delante. La línea de presión amarilla se adelantó y puso en problemas a la defensa bética. Aunque el peligro aparecía con cuentagotas el Cádiz parecía tener controlado el partido. Sin embargo, el gol no llegaba. Hubo que esperar a que Melli pusiera la mano en la espalda de Sesma para que el canario cayera y Mejuto señalara el punto de penalti. Lobos hizo su tercer gol con el Cádiz y la salvación se acercó en tres puntos.

 

El Betis parecía muerto, con grandes problemas para hacer circular la pelota. Serra movió el banquillo pero aún así los béticos mostraban una inoperancia similar a la que había desarrollado en el resto del partido. Estoyanoff tuvo la oportunidad para hacer el dos a cero pero, como siempre le ocurre al uruguayo, fue incapaz de convertir la ocasión en gol. El 10 cadista también merecería un párrafo especial para glosar su negativa contribución al desarrollo del juego del Cádiz, pero en estas líneas no tenemos ni espacio ni ganas para resumir su incompetencia y falta de compromiso.

 

Tras la ocasión de Estoyanoff, Bezares derribó a Assunçao, el brasileño lanzó la falta y Joaquín sólo tuvo que poner la cabeza para devolver al cadismo a la dura y triste realidad.

 

Se necesitan doce puntos en seis jornadas y el Cádiz deberá jugar contra Barcelona, Zaragoza, Deportivo y Getafe, entre otros. La cosa se ha puesto muy complicada, aunque mientras haya vida…

Autor:Ccapital

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *