Con muy poco gana el Murcia al Cádiz

 mur_cad_01.jpg
Neru sustituyó a Raul López en el lateral izquierdo

El Cádiz ha actuado en La Nueva Condomina como el aspirante novato que en un combate de boxeo sale con toda la fuerza lanzando golpes a diestro y siniestro sin lograr ni siquiera rozar a su oponente. Enfrente del púgil novato el campeón al que le ha bastado un movimiento, en un fallo del aspirante, para tumbar a su rival y finiquitar el combate.

Porque el Cádiz ha salido al césped de La Nueva Condomina queriendo demostrar sus condiciones y reivindicar el puesto entre los que merecen estar arriba. Con Bezares en el doble pivote y Neru en el lateral izquierdo el Cádiz metió en su campo el Murcia consiguiendo, en apenas veinte minutos forzar cinco saques de esquina. El dominio era poco efectivo y sólo en una ocasión en la que un mal control de Nano le impidió hacer el cero a uno.

El Real Murcia le ofrecía el balón al Cádiz y esperaba al fallo para crear peligro. Un balón perdido por Bezares dejó a Jofre ante Armando pero el exterior izquierdo catalán no logró batir al cancerbero vasco. Más grave sería el error del minuto 27. Bezares cometía una falta tan absurda como rigurosa en la frontal del área. Iván Alonso aprovechó la blandura de la barrera cadista para tirar raso y fuerte y batir a Armando.

No es la primera vez que al Bicho Bezares le traiciona el ímpetu en la frontal del área propia y el resultado es un gol en contra. El de La Línea dijo que ante el Barcelona en el Trofeo Carranza 2006 había aprendido la lección, pero un año y medio después parece que la ha olvidado. En una liga tan igualada como la Segunda División española un regalo de este tipo cuesta muy caro. Y al Cádiz le ha costado carísimo.

A partir de aquí el Murcia le puso cloroformo al partido. En la primera parte el Cádiz no fue capaz de despertar al moribundo. El cerrojazo pimentonero les ponía las cosas muy difíciles a los amarillos que no eran capaces de dotar a su juego de la velocidad necesaria para sorprender a la bien situada zaga murciana.

 cadiz_abel.jpg
 Abel Buades tambien ha debutado.

En la segunda parte el Cádiz volvió a salir a por todas pero su peligro seguía siendo muy limitado. Sólo una jugada del Cacique Medina y un fenomenal disparo de Nano que Notario despejó como pudo dieron auténtica sensación de peligro. El entramado defensivo del Real Murcia volvió a ajustarse y volvió a ahogar el ataque cadista. En La Nueva Condomina volvió a quedar patente que el ataque amarillo necesita un hombre de peso que cree peligro con su sola presencia porque Medina perdió todos los balones que tocó y cuando salió Acuña el paraguayo no perdió ninguno porque apenas fue capaz de tocar un par de ellos.

Tampoco a balón parado el Cádiz fue capaz de crear peligro. El Real Murcia defendía con una contundencia máxima y los lanzadores amarillos no tuvieron su puntería demasiado afinada. Únicamente cuando el partido estaba a punto de acabarse, un córner que Ramón De Quintana logró rematar pero al que respondió Notario.

Pero fue un espejismo porque el Murcia sabía muy bien lo que había que hacer para acabar con la racha de imbatibilidad de los de Jose González. El Cádiz tendrá que esperar una semana, en pleno Sábado de carnavales, para reclamar su puesto en la lucha por el ascenso. El rival será el Almería.

Autor:JG del Valle

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *