1-0 y gracias

album_mallo_cad_01.jpgPenosa la sensación ofrecida por el Cádiz esta noche en Palma. Poco se puede decir esta vez sobre la derrota amarilla. Superioridad bermellona e inoperancia cadista. Con esto podríamos concluir nuestra crónica. Sin embargo…haremos de tripas corazón.

Si ayer comentábamos que las matemáticas eran halagüeñas para los intereses cadistas a la hora de buscar la permanencia, las sensaciones que emana el conjunto amarillo son del todo desoladoras.

El Cádiz, como pasó en Vigo, Coruña, Madrid, etc…empezó jugando un partido bastante digno, pasando la mayoría del choque en campo rival.  Sin embargo, y como de costumbre, la inocencia, previsibilidad e imposibilidad de sorprender al rival, hacía que los de Espárrago se pasearan por Son Moix como un conjunto gris, sin pegada y con menos peligro que un hacha de plastilina. 

El Mallorca, por el contrario, se dedicaba ganar todos los balones divididos, estar en el sitio y sorprender a su rival. Solo era cuestión de esperar el fallo del contrario. En Bilbao pasó en el 94, en el Bernabeú en el 68, en Anoeta en el 4, y esta vez pasó en el 16. Una vez es Bertrán, otra Armando, otra Paz, otra De Quintana ,y esta vez fue Limia. ¡¡¡¡Que más da!!!!!  cadiz_ale_limia.jpg

Así y en mencionado 16 de juego, falta frontal sin apartes problemas para ser defendida, remata Victor con la oposición de De Quintana, y Limia se la traga con patatas fritas aderezadas con mayonesa de Mahón….o de Palma de Mallorca…¡Qué ricas! Pensará el argentino.

En ese instante desapareció en Cádiz, y el Mallorca, sin hacer nada del otro mundo cercó con constante peligro el área de Limia, que a partir de ese instante se convirtió en el mejor de los amarillos….lastima que al ex de Arsenal le llegara la inspiración demasiado tarde.

Con el transcurso de los minutos, los de Espárrago se iban poco a poco sumiendo en una terrible depresión futbolística al comprobar que Estoyanoff siempre elegía la opción equivocada, que Lobos la sobaba cuando la debía pasar y que pasaba cuando la debía sobar, que Jonathan Sesma era un espectro convertido en extremo izquierda, que Oli no llegaba a ningún balón, etc.

album_mallo_cad_02.jpg

Resultaba casi imposible pensar que lanzando solo una vez entre los tres palos se pudiera empatar el partido. Y así fue. Mucho corazón, muchas ganas, mucho coraje…pero de recursos futbolísticos, nada de nada; y si encima el “coco” no va….pues ya me contarán.

  Concluyendo, nos quedan 6 partidos para conseguir 7 puntos y jugárnosla en los tres últimos choques. ¿Podremos hacerlo? Seguro que si…y además, no 7, sino 9. Victorias ante Betis, Atlético de Madrid y empates ante Zaragoza, Depor y Valencia.Si no, tiempo al tiempo….pero eso si….previa cura del empacho de ensaimada de hoy a base de Nenadtina de 1g en grageas y Zarandotina de 500 mg inyectada directamente en vena.

Autor:Roberto Rivero

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *