¿Hay cantera?

logo_small_new.gif

 00.jpg
 Ezequiel debutó como titular en El Carranza con el Cádiz.

Desde que en la época de vacas flacas, allá por el año 2000, Jesuli Velásquez y Abraham Paz se asentaran en el primer equipo, ningún jugador venido de los escalafones inferiores había logrado hacerse un hueco en el Cádiz. Esta falta de producción de la cantera se ha agravado en las últimas temporadas con la huida de Roberto Rodiel y Carlitos y las cesiones infructuosas de Pablo Sánchez y Manolo De Gomar, ambos a la postre, descartados por el actual técnico cadista. El conileño había sido el único que, en la primera temporada de Espárrago había logrado reclamar algunos minutos con goles, eso sí, en los minutos de la basura. El pasado Trofeo Carranza el Cádiz contó con la peculiaridad de que en sus equipos titulares jugaron tres futbolistas salidos de la cantera amarilla y que apenas habían disputado minutos, hasta ahora, en Carranza. cadiz_vil_04.jpgEn el partido ante el Villarreal el que jugó fue Lucas. El lateral izquierdo demostró colocación y velocidad, buenas condiciones para un puesto como ése en el que apenas hay especialistas véase, si no, lo ocurrido en el pasado premundial con España. Lucas se complicó la vida algo al principio, pero conforme pasaban los minutos fue haciéndose con la situación y supo plantar cara a Jose Mari y Cani, dos grandes futbolistas que caían por su banda. No obstante, los dos goles del Villarreal llegaron por su lado. En la final, ante el Real Betis, la defensa titular estaba compuesta completamente por jugadores canteranos, aunque de entre los cuatro destacaban por su juventud Chico y Ezequiel. El portuense no anduvo excesivamente fino si bien le tocó bailar con la más fea, el bético Joaquín. El jugador amarillo estuvo aceptable, en líneas generales, aunque quedó en evidencia cuando todo un jabato como Raul López salió al campo y se comió la banda. De hecho, de los tres laterales izquierdos que jugaron algún minuto en el Cádiz durante el Trofeo, Ezequiel, desde mi punto de vista, fue el más flojito. cadiz_chico.jpgLa sorpresa más agradable de todo el Trofeo fue, para mi, la actuación del central Chico. El gaditano demostró una madurez considerable y no sucumbió ante las acometidas béticas. Amarró muy de cerca de Dani, supo colocarse, llegar al cruce, anticiparse a la jugada y se compenetró perfectamente con Abraham Paz, asumiendo el papel que normalmente desempeña Ramón de Quintana. Ni Edu, ni Dani, ni Maldonado, ni Joaquín pudieron con él. Una actuación muy destacada que le garantiza, desde mi punto de vista, el puesto de cuarto central en el equipo. Pese a ser un partido de pretemporada Chico, de hecho, demostró que se puede contar con él cuando la cosa se ponga seria. miguelangel.jpgOtro de los que jugó en el Trofeo fue Miguel Ángel. Su actuación, aparte de la madurez demostrada en los dos penaltis magníficamente lanzados, le ha hecho ganarse un puesto entre los 25 que serán de la partida en este Cádiz que busca el despegue. Miguel Ángel puede aportar su envergadura, una voluntad inquebrantable y un olfato de gol bastante notable, aunque en el Trofeo no pudiese hacer gala de él. Por lo demás, los minutos que jugó pueden calificarse de notable. Cuatro nombres que despuntan en una cantera que con el buen trabajo de Quique González y su equipo no debe ponerse como referencia las cotas de los años 80, totalmente distintos a los actuales, sino que debe buscar redefinir su papel y aportar su grano de arena en hacer de nuestro Cádiz un club cada día más grande.  

Autor:JG del Valle

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *